Viaducto del Eix Transversal
Viaducto del Eix Transversal GENCAT

La Generalitat tendrá que pagar a Cedinsa, la concesionaria de autovía del Eix Transversal -que une Lleida y Girona desde Cervera a Riudellots de la Selva-, unos 65 millones de euros por el tráfico de vehículos de 2017, una cifra que supera en 8,3 millones la de 2016, según han informado a Europa Press fuentes de la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat.

Este jueves se cumplen cinco años de la puesta en servicio de carretera como autovía, que explota en régimen de concesión Cedinsa, la empresa que asumió las obras y que través del régimen de peaje en la sombra, cobra de la Generalitat en función del tráfico.

El contrato permitía al Govern recuperar la concesión en 2017 pero el Ministerio de Hacienda no autorizó la operación que tenía que haberse financiado a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

Según la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad, este año la carretera ha tenido un tráfico de media al mes de 15.285 vehículos, de los que 3.631 son pesados; en 2013 fueron 10.894, 8.167 ligeros y 2.727 pesados.

Además, el desdoblamiento ha reducido el número de accidentes: en 2012, justo antes de las obras se produjeron 25 accidentes graves con 10 muertos y 25 heridos de gravedad, según el Servei Català de Trànsit (SCT), y en 2013, el primer año de desdoblamiento, hubo cuatro accidentes de gravedad, que causaron cinco heridos graves.

En 2017, con datos hasta el 27 de diciembre, se habían registrado tres accidentes de consideración, con un muerto y tres heridos graves, según el SCT.

Consulta aquí más noticias de Lleida.