Aeropuerto de Palma de Mallorca
Aeropuerto de Palma de Mallorca EUROPA PRESS

En declaraciones a Europa Press, Ramis ha explicado que con el incremento de subvención al 75 por ciento se ha agudizado el malestar, puesto que las compañías reciben solo el 25 por ciento del pasajero y el resto dependen del Estado.

Concretamente, el directo general ha indicado que la situación es que hay una mayor aportación económica por parte de las empresas al haber más pasajeros y al acordarse una subvención más alta, lo que deriva en que tengan que asumir una mayor carga económica

"Si este trámite se eterniza y es complejo, les genera a las aerolíneas un problema que al final se transmite al usuario, ya que este coste se traslada al usuario y encarece los precios", ha manifestado Ramis.

Desde el Govern han reiterado su apoyo a las compañías aéreas en su reivindicación para que se agilice y simplifique el trámite, "modificando los procedimientos y no las subvenciones".

"El Estado tiene sistemas mucho más eficientes y lo único que hay que hacerlo es revisar los procedimientos. Vamos a apoyar a las empresas para que la reivindicación lógica tenga respuesta por parte del Ministerio", ha manifestado.

Sobre el control al fraude, Ramis ha defendido que Fomento ha adoptado medidas "muy eficientes" y ha asegurado que seguirán dando su apoyo desde el Govern a las tareas de control que realiza el Estado.