Lambán visita la Reserva Natural de la Laguna de Gallocanta.
Lambán visita la Reserva Natural de la Laguna de Gallocanta. GOBIERNO DE ARAGÓN

Así lo ha indicado este jueves durante una visita a la Laguna de Gallocanta, acompañado por el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, junto con alcaldes y concejales de la comarca de Daroca.

En este paraje, las intensas condiciones de sequía sufridas en el último año están determinando un comportamiento anómalo de las grullas en su paso/invernada por Aragón y, particularmente, en la Reserva Natural de la Laguna.

"A estas alturas no hay ninguna duda de que el cambio climático deja sentir sus efectos de una manera clara, es imposible atribuir a otra cosa la situación de sequía que sufren muchas zonas de nuestro país", ha comentado Lambán, quien se ha reunido con los alcaldes de la zona para conocer el problema "de primera mano".

En este contexto, ha anunciado que Gobierno de Aragón está elaborando la documentación para remitir al Ejecutivo central este mes la justificación de las "reducciones de los índices de rendimiento neto (módulos) en el régimen de estimación objetiva del IRPF, aplicables a aquellas actividades agrarias que durante el ejercicio 2017 sufrieron fuertes descensos en los rendimientos por causas extraordinarias", de modo que pueda aplicarse la citada reducción en las zonas afectadas por la sequía, que sobre todo perjudica a toda la margen derecha y a la ganadería extensiva de la Comunidad autónoma.

Ante la situación de sequía, se ha procedió a incrementar en seis millones de euros los fondos del Programa de Desarrollo Rural del 2017 destinados al pago de medidas de agroambiente y clima, mediante una modificación presupuestaria, especialmente dirigida a las medidas de ganadería extensiva, adelantando el programa de pagos previstos para 2018.

También se han adoptado las medidas y se han establecido las instrucciones necesarias para evitar el incumplimiento de obligaciones y exigencias para el cobro de la PAC, derivadas de los eventos de sequía. A modo de ejemplo, en mayo de 2017 se autorizó la excepcionalidad del aprovechamiento por el ganado mediante pastoreo en las tierras de labor de secano (cereales y leguminosas) antes de la finalización de su ciclo vegetativo, en el caso de no ser viable su recolección.

El Departamento de Desarrollo Rural también ha destinado en 2017 ocho millones de euros a la política de aseguramiento agrario, presupuesto íntegramente financiado por el Gobierno de Aragón.

PRIMAVERA MUY SECA

Según ha informado el Ejecutivo autonómico en una nota de prensa, 2017 se ha caracterizado por una primavera y largo verano extraordinariamente calurosos, con una segunda mitad de la primavera muy seca, muy acentuada en los lugares que arrastraban carencia pluviométrica (Teruel, margen derecha del Ebro, así como algunas zonas pirenaicas), lo que se ha traducido en rendimientos bajos o muy bajos en la cosecha de cereal de invierno, incrementados por heladas tardías que también han afectado a frutales y vid. Asimismo, el pedrisco se ha manifestado en algunos puntos causando daños de relativa importancia.

En esta campaña, la disminución de producciones cerealistas ha sido desigual y afectará al 50 por ciento de las explotaciones de cereal de secano de Aragón, esto es a unas 12.500 explotaciones situadas en todas las comarcas de Teruel, Calatayud, Daroca y Cinco Villas, en la provincia de Zaragoza, y en las tres comarcas pirenaicas oscenses.

Los cereales invierno en regadío han tenido una gran cosecha un 50 por ciento superior a la cosecha media de los últimos 35 años. Los rendimientos medios superan los 5.000 kilos por hectárea.

Además, la sequía ha afectado a la ganadería extensiva, ya que la falta de lluvia ha secado los pastos y además impide realizar en buenas condiciones las labores de siembra de cereal o forraje, la sequía es generalizada.

Los ganaderos llevan, desde que comenzó el verano, suplementando la alimentación del ganado en el establo por la baja calidad nutritiva de los pastos y a final de agosto empezaron a bajar sus rebaños y a estabularlos para facilitarles alimentación al no haber comida ni en las montañas, ni en las praderas, con el consiguiente aumento de los costes de producción.

También la apicultura está sufriendo la sequía. La producción de primavera ha sido muy baja y la de verano también ha disminuido. A todo esto hay que sumarle los problemas de varroa y abejarucos que sufre el sector.

RESERVA NATURAL DE GALLOCANTA

En la reserva natural de Gallocanta, la falta total de agua en el vaso de la Laguna influye en la propia seguridad de los animales frente a sus depredadores naturales mientras descansan. Por otro lado, los terrenos de labor que mantienen rastrojos ofrecen escaso aporte de alimento por la baja producción en la cosecha de cereal anterior. Esta situación hace que los censos otoñales, realizados por el Gobierno de Aragón, hayan arrojado cifras mínimas durante el paso y muy modestas en el momento actual de invernada.

Los censos comenzaron en octubre, pero no fue hasta el 2 de noviembre cuando se produjo la mayor cifra de grullas censadas de esta temporada, 9.345 ejemplares. Aún así, este número está muy lejos del mayor pico obtenido en 2016 cifrado en 29.006.

La Laguna de Gallocanta, humedal de importancia internacional, como queda recogido en la convención de Ramsar, ha sido el destino principal de estas aves en Aragón. Sin embargo, esta Comunidad ofrece a estas aves otras zonas de invernada como el entorno de Ejea de los Caballeros y Castelflorite y Selgua en el Cinca Medio, donde los censos no han variado respecto al año anterior.

A pesar de la falta de estas aves, el Centro de Interpretación de la Reserva Natural de la Laguna de Gallocanta ha mantenido sus rutas guiadas que han registrado en esta temporada un total de 1.590 personas provenientes de todo el país y también del extranjero, un dato inferior al conseguido en 2016 cifrada en 2.723 pero que prueba que las grullas no son el único atractivo de la Laguna. Este lugar ofrece un paisaje singular al ser un humedal salino con un clima extremo situado en una cuenca situada a mil metros de altitud y además ser un enclave singular para las aves esteparias.

Por otra parte, el Centro también ha recibido visitas de colectivos interesados durante este otoño. En su Programa Educativo, dirigido fundamentalmente a escolares, se han atendido, entre los meses de octubre y diciembre, a más de 880 personas frente a las 968 que participaron en el programa en 2016.

Ambas actividades son gratuitas y se enmarcan en el programa educativo desarrollado por el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón a través de SARGA en colaboración con Ibercaja y con el apoyo del programa europeo FEDER.

ATRACTIVO TURÍSTICO

"Para reforzar el atractivo turístico que tiene la Laguna de Gallocanta lo primero que hace falta es que llueva, que las grullas como consecuencia de la existencia de agua vuelvan, pero también se pueden hacer otro tipo de cosas como coordinar la gestión del Centro de Gallocanta con el de Bello (Teruel) para crear sinergias entre uno y otro", ha explicado el presidente de Aragón.

Ha incidido en que el turismo siempre ha sido una fuente complementaria de riqueza para la zona y, en este momento, ante la "ruina" que experimenta la agricultura con la sequía "todavía es más necesario".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.