Según han informado fuentes de este Cuerpo, los hechos ocurrieron la tarde del pasado 22 de noviembre, un día en el que se registraban fuertes vientos en esa zona, y el fuego afectó a 12 hectáreas de argumas principalmente, si bien el incendio podría haber llegado a cinco casas de no ser por la actuación de los servicios de extinción.

Esa misma tarde la Guardia Civil fue alertada por el incendio y gracias a la colaboración ciudadana se pudo saber que una persona había huido del lugar de los hechos en un determinado vehículo.

En la inspección de la zona, los agentes observaron la existencia de dos focos, y un vehículo como el descrito en una pista cercana al incendio.

Con estos y otros datos conseguidos en la fase de investigación, realizada por componentes de la Guardia Civil de Selaya y del SEPRONA de la misma localidad, el pasado 28 de diciembre se procedió a investigar a dos hombres como presuntos autores del incendio.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.