Accidente de tráfico en A-30 a la altura de Cieza
Accidente de tráfico en A-30 a la altura de Cieza 112

El 40 por ciento de los accidentes mortales registrados en 2017 en vías interurbanas de la Región de Murcia se produjo en el último trimestre del año, lo que ha provocado un aumento significativo en el número de fallecidos, que ha pasado de los 34 de 2016 a los 46 contabilizados en 2017, un 35,29 por ciento más, según informaron fuentes de la Delegación del Gobierno en un comunicado.

"Aunque esta cifra supone un descenso de casi el 50 por ciento respecto a las víctimas registradas hace una década, con 92 fallecidos, la de este año supone un aumento significativo respecto a años como 2013, 2015 o 2016, y también hay que tener en cuenta que 14 de los 35 accidentes mortales tuvieron lugar en el último trimestre del año, y que en otros meses, como febrero, mayo y octubre, se produjeron varios accidentes con múltiples fallecidos", ha indicado Virginia Jerez, jefa provincial de Tráfico, al analizar el balance de este año.

Entre todos los fallecidos, once de ellos, el 24 por ciento, eran usuarios vulnerables, cuatro de motocicleta, uno de bicicleta, dos de ciclomotor y cuatro peatones.

Además, destaca la disminución, de siete a tres, cuatro menos, entre los conductores de furgoneta, el aumento de uno a tres fallecidos entre los conductores de camión, de uno a dos en usuarios de ciclomotor y vehículo agrícola y el aumento de dieciséis a veintisiete fallecidos en turismo.

El 66,66 por ciento de las víctimas mortales de 2016 hacía uso de los sistemas de seguridad (18 de 27), en 2 casos se desconoce y en uno se hacía mal uso/expulsado. Asimismo, el 33,33 por ciento (9 de 27) no hacía uso del cinturón/casco.

En 2017, el 77,5 por ciento (31 de 40) de los fallecidos hacía uso de los sistemas de seguridad, en dos casos se desconoce y en otro se hacía mal uso/expulsado. Asimismo, el 20 por ciento de los fallecidos (8 de 40) no hacía uso del cinturón de seguridad.

De los 35 accidentes mortales, 21 (el 60 por ciento) se debieron a una salida de la vía, la causa más común, seguida de los cuatro atropellos (11,42 por ciento), las dos colisiones por alcance (5,71 por ciento) o las dos colisiones múltiples (5,71 por ciento).

En cuanto a la causa probable de los 35 accidentes mortales, la distracción fue la más común con 17 casos (48,57 por ciento), seguida de los siete casos de velocidad inadecuada (20 por ciento), los tres casos de invasión del carril contrario (8,57 por ciento), los tres casos de irrumpción del peatón en la calzada (8,57 por ciento), y los dos casos debidos a conducir bajos los efectos del alcohol y las drogas (5,71 por ciento).

El delegado del Gobierno, Francisco Bernabé, ha insistido en que el Gobierno de España seguirá trabajando para concienciar a los conductores con una serie de proyectos adelantados ayer por Gregorio Serrano, director general de Tráfico, que incluirán diversas campañas preventivas y de control y reducir así el número de accidentes, que en un alto grado responden a despistes, exceso de velocidad o consumo de alcohol y drogas y no al estado de las vías.

En relación al número de fallecidos en vías urbanas, veinticuatro, este año recién concluido también representa un aumento considerable, 60%, respecto a 2016, periodo en el que se registraron quince víctimas mortales.

De esos veinticuatro fallecidos, cuatro viajaban en turismo, dos en furgoneta, cinco eran usuarios de motocicleta, dos de ciclomotor, diez eran peatones y uno, ciclista.

Consulta aquí más noticias de Murcia.