La esposa de 'el Chicle', que el pasado sábado se desdijo de la coartada que lo había protegido, también es ahora investigada (la figura que antigüamente se conocía como imputada). En su auto de reapertura de la causa, el titular del Juzgado número 1 de Ribeira señala que no puede ser descartada "en el momento actual" su participación en los hechos que se le imputan a su marido, aunque la Guardia Civil la había dejado en libertad después de retirarle la coartada a Abuín Gey.

Rosario Rodríguez llegó a los juzgados de Ribeira en torno a las 8,40 horas de este jueves en un coche color gris sin rotular de la Policía Nacional, que la dejó en el acceso al garaje del edificio judicial, donde la esperó hasta su salida sobre las 11,25 horas.

La ahora investigada por la desaparición de Diana Quer entró y salió de las dependencias judiciales intentado cubrirse la cara con las manos. Dos furgones de la Policía Nacional colocados delante del garaje dificultaban que se la viese de llenó entrar en el vehículo, aunque no pudo librarse de los insultos de sus vecinos.

LLEGADA DEL CHICLE

Por su parte, 'el Chicle' llegó a los juzgados de Ribeira a las 10,37 horas en un furgón de la Guardia Civil que lo trasladó desde la prisión de Teixeiro, adonde fue enviado el pasado lunes por el juzgado de guardia, que dictó para él prisión provisional incomunicada y sin fianza.

El autor confeso de la desaparición de Diana Quer accedió tapado con una capucha por la zona del garaje de los juzgados, donde está llamado a declarar en calidad de investigado por un delito de homicidio o asesinato. Además, el juez advierte en el auto de reapertura de la causa sobre la joven madrileña que "existen igualmente indicios respecto a la posible comisión frente a la misma de delitos contra su libertad sexual".

'El Chicle' fue recibido por decenas de personas congregadas en las dos calles a las que da el edificio judicial, en medio de fuertes medidas de seguridad. Así, el dispositivo policial en torno a los juzgados de Ribeira está integrado tres grilleras de la Policía Nacional, un furgón de la Policía Local y tres vehículos de la Guardia Civil, así como numerosos efectivos de ambos cuerpos de seguridad.

Poco después de que Rosario Rodríguez llegase a los juzgados, pudo verse al abogado Ricardo Pérez Lama, quien llevará la acusación particular que ejercerán de forma conjunta los padres de Diana Quer.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.