Ante la negativa del empleado que le atendió a darle el dinero,

el posteriormente detenido exhibió un dispositivo que portaba simulando ser un artefacto explosivo, amenazando al director de la sucursal y empleados con hacerlo explosionar sino se le entregaba el dinero exigido.

Por parte del director se le informó que en ese momento no se disponía de dinero en efectivo, dado que estaba en la caja fuerte, procediéndose por parte de un empleado a activar el dispositivo de alarma, lo que puso en marcha el protocolo de Policía Nacional para este tipo de sucesos.

Los efectivos policiales se desplazaron al lugar, donde tomando las debidas precauciones y tratando de salvaguardar la integridad de los que allí se encontraban, pudieron reducir al individuo y proceder a su detención.

Posteriormente el detenido fue trasladado a dependencias policiales donde se está instruyendo el correspondiente atestado que será remitido junto con el detenido a la autoridad judicial.

Consulta aquí más noticias de Asturias.