El cuerpo, según han indicado a Europa Press las fuentes, fue encontrado en la vía pública a primera hora de la mañana del pasado día 23 de diciembre por un operario de limpieza.

Los investigadores observaron que presentaba un fortísimo impacto en la cabeza, producto según todos los indicios de una caída desde el edificio, según publica el diario 'SUR', apuntando que no era vecino del bloque y, además, descubrieron que contaba con numerosos antecedentes por robos, lo que encajaba con la presencia de un destornillador junto al cuerpo.

De hecho, según comentan algunos vecinos, no era la primera vez que visitaba el bloque para entrar en pisos, señala el rotativo. Los investigadores de la Unidad contra la Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), que llevan el caso, creen que el hombre se precipitó al vacío cuando trataba de entrar en un piso de la tercera planta, ya que las viviendas de las dos primeras tienen rejas.

Consulta aquí más noticias de Málaga.