Así lo ha indicado el sindicato en una nota en la que lamenta que, a pesar de que "no hay caída de la carga de trabajo", Bimbo "ha amenazado a sus trabajadores con acabar en el paro si no modifican a la baja sus condiciones laborales" en virtud de "un acuerdo que reduce condiciones laborales, recorta salarios y pone en riesgo su salud".

La citada empresa de bollería "pretende que trabajen 60 horas semanales, una jornada laboral que define como 'razonable'", según critica CCOO, que alerta además de que "el horario de la jornada de trabajo no aparece marcado, por lo que la empresa podrá decidir la jornada laboral de los repartidores", y "tendrán un salario sin asegurar sólo en base a variables", así como "tendrán que preparar la mercancía que tienen que repartir".

CCOO exige "que se mantengan las condiciones laborales de estos trabajadores, porque no existen motivos que puedan llevar a la empresa a tomar esta decisión".

El sindicato agrega que estos trabajadores "sufren las consecuencias de lo que sucedió en el año 2011, cuando la empresa cambió mediante un ERE su red comercial y los obligó a suscribir un contrato mercantil y hacerse autónomos para no perder sus puestos de trabajo".

Según CCOO, los trabajadores "tienen hasta el 8 de enero para adherirse a este acuerdo tremendamente lesivo para sus condiciones laborales".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.