Ejército de Israel
Soldados israelíes en la localidad de Halhul, cerca de la ciudad cisjordana de Hebrón, donde fueron encontrados los cuerpos de los tres desaparecidos adolescentes israelíes. GTRES

La principal causa de muerte de los soldados israelíes es el suicidio, seguida por los accidentes automovilísticos, según un estudio del Ejército israelí publicado este miércoles. En 2017, "de los 55 soldados que murieron, 16 —quince hombres y una mujer— se quitaron la vida. Es importante señalar que es un número bastante estable, ya que en décadas anteriores, antes del año 2000, el número de suicidios era mucho mayor", señaló una portavoz militar.

El informe del Ejército, que no especifica qué lleva a los soldados a suicidarse, atribuye el descenso de muertes por esta causa a varios programas que ha diseñado para entrenar a sus comandantes a que sean capaces de identificar las señales de suicidas potenciales y solicitar apoyo de los servicios mentales. Este año doce soldados murieron en accidentes automovilísticos, once en accidentes generales, siete en operaciones militares, véase ataques o enfrentamientos, y nueve por problemas médicos.

El número de muertes totales en 2017 se incrementó, comparado al de 2016 (41) y 2015 (36), y si bien el Ejército no atribuye el aumento a nada en particular, la portavoz militar insiste en que cada caso se investiga en profundidad con el objetivo de evitar futuros suicidios. "Se han llevado a cabo medidas como restringir la proximidad a las armas", añadió la portavoz.

En décadas pasadas los grupos de mayor riesgo de suicidio eran los de inmigrantes, pero el informe castrense señala que en años recientes no hay una característica grupal que los defina, tan solo hay una constante: son muchos más hombres que mujeres.

Comparado con otros ejércitos del mundo, el índice de suicidios en el Ejército israelí es menor, según el informe, que señala que entre los ejércitos occidentales que informan sobre este tema, se trasluce que la tendencia general es que los suicidios en el ejército duplican a los suicidios de la población civil general, mientras que en Israel sucede al contrario.