En este sentido, la formación naranja señala que este colectivo representa ya el 23,86% de los desempleados inscritos como demandantes de empleo en Gijón, mientras que hace un año suponía tan sólo el 22,08%.

Este incremento, a juicio de Ciudadanos, se debe a que de las

1.758 personas que abandonaron las listas de desempleo durante 2017, tan sólo 16 tenían más de 55 años. Además ha habido un importante incremento en los parados de más de 59 años que hace un año eran 2.210 y ahora son ya 2.338, 173 más, según indica Ciudadanos en nota de prensa.

"Estos datos ponen de manifiesto este problema social que empieza a ser ya preocupante en nuestra ciudad. No cabe duda que a estas edades hay grandes dificultades para reinsertarse en el mercado laboral, cronificándose el desempleo y pudiendo arrastrar a buena parte de estas personas hacia los límites de la pobreza o de la exclusión social", ha explicado el portavoz de Ciudadanos, Fernández Sarasola.

Fernández Sarasola considera "necesario" que tanto desde el Principado como desde el Ayuntamiento "se pongan en marcha acciones para facilitar la inserción laboral de este colectivo"

Además, ha criticado que el Gobierno del PP endureciera los requisitos para acceder al subsidio para mayores de 55 años, un subsidio que además "es muy escaso de apenas 426 euros mensuales". "No sólo no se les está ayudando de forma especifica sino que cada vez se les está poniendo más difícil", ha afirmado.

Para Ciudadanos, "los trabajadores más mayores junto a los jóvenes han sido los grandes damnificados de la crisis en Gijón, si bien los jóvenes no aparecen en estas estadísticas debido a que muchos optan por buscar trabajo fuera de Asturias".

"Las políticas y programas de empleo que se pongan en marcha deben tener en cuenta las verdaderas necesidades y las dificultades a las que se tienen que enfrentar estos dos colectivos prioritarios para acceder a un puesto de trabajo", afirman desde Ciudadanos.

Consulta aquí más noticias de Asturias.