Cirujanos hospital cirugía
Cirujanos hospital cirugía JUNTA DE ANDALUCÍA

Este tipo de válvulas no necesitan puntos de sutura para ajustarlas al corazón, ya que su diseño permite su acoplamiento de forma automática al anillo aórtico, una vez la válvula lesionada se retira, ha explicado la Junta de Andalucía en un comunicado.

Así, desde que se implantó esta técnica, todos los pacientes intervenidos de válvula aórtica aislada mediante válvula aórtica sin sutura han presentado una evolución favorable sin complicaciones, siendo la mayoría de ellos pacientes de más de 80 años con importantes patologías coexistentes, han informado.

La utilización de este tipo de válvulas supone, han asegurado, una ventaja en la cirugía extracorpórea ya que, al no ser necesario ajustarla a la estructura del corazón mediante suturas, se acorta el tiempo de la cirugía.

Esto supone que se reduce el tiempo de clampaje del corazón -tiempo en el que el corazón permanece parado y la circulación de la sangre se realiza a través de la máquina de circulación extracorpórea- entre 15 y 20 minutos.

"Todas las técnicas o procedimientos que nos permitan acortar los tiempos totales de la cirugía, en aquellos pacientes en los que está indicada, son bienvenidas pues el mayor beneficiario de estos avances son los pacientes", ha comentado el cirujano cardiovascular del Hospital Regional, José Francisco Valderrama.

La sustitución de la válvula aórtica -válvula que impulsa la sangre desde el corazón al resto del organismo- está indicada en la estenosis, o estrechamiento, de la misma debido a la calcificación que se produce en su anillo por enfermedad degenerativa.

Además, dado que no hay que suturar la válvula al anillo aórtico, su utilización está especialmente indicada en cirugía mínimamente invasiva, un procedimiento que se lleva a cabo habitualmente en el Hospital Regional de Málaga desde hace años, han afirmado.

Así, la utilización de esta válvula está indicada en pacientes con estenosis aórtica de edad avanzada, aquellos con cirugía combinada valvular y coronaria, o pacientes con alto riesgo quirúrgico. Todos ellos se benefician de una rápida implantación de la válvula aórtica.

Además, por las características estructurales de dicha válvula, esta técnica está indicada en aquellos pacientes que presentan una válvula aórtica propia muy pequeña, ya que la válvula sin sutura no está unida a un soporte que dificulte la salida de la sangre desde el corazón a la aorta, sino que se engarza en una estructura (nitinol autoexpandible) que no ocupa prácticamente espacio.

Consulta aquí más noticias de Málaga.