El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán.
El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán. DGA

Algunos alcaldes de pueblos de Lérida que han recibido como regalo de Navidad el libro 'Tejidos de vecindad', editado por el Instituto Fernando el Católico para recordar y estrechar los vínculos históricos entre Aragón y Cataluña, están devolviendo el obsequio por su prólogo, que critica el proceso independentista.

En concreto, el presidente aragonés, Javier Lambán, y el presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez, ambos socialistas, critican el proceso independentista y la negativa de la Generalitat a cumplir las sentencias sobre los bienes de Sijena, ha confirmado a Europa Press el Ayuntamiento de Alcarràs y el alcalde de Seròs, Gabriel Pena (ERC).

El alcalde de Alcarràs, el republicano Miquel Serra, ha devuelto el obsequio acompañado de una carta en la que destaca la excelente relación de su municipio con Aragón y reclama el mismo respeto hacia la voluntad de los catalanes que tiene su municipio con los aragoneses.

Por su parte, Pena ha afirmado que lo que más le ha molestado es el carácter aleccionador por parte del presidente de la Diputación General de Aragón, al que se ha referido con un refrán: "Es como el maestro Ciruela, que no sabe leer y quiere poner escuela".

Pena ha señalado que el libro recoge hechos históricos y que lo que a él le ha molestado es el prólogo "en el que se habla de la soberbia nacionalista y el carácter secesionista", y ha avanzado que devolverá el obsequio en los próximos días. "Como vecinos nos ha sabido mal que ellos pierdan su lengua y que nos reprochen que nosotros defendamos la nuestra", ha agregado.

Por su parte, el alcalde de Lérida, el socialista Àngel Ros, también ha recibido el obsequio de las instituciones aragonesas, aunque todavía no lo ha valorado.

Desde Aitona, la alcaldesa Rosa Pujol (PDeCAT) ha asegurado que su municipio se ha visto con la necesidad y obligación moral de devolverlo: "Sin desmerecer el gesto del Instituto, hemos trasladado nuestro total desacuerdo y contraposición con el punto de partida, el objetivo, las afirmaciones y el eje que vertebra el contenido de este proyecto".

Pujol critica el uso de calificativos como excluyente, desafiante, problema, soberbio, confrontación y manipulador para definir el proceso "pacífico y democrático que vive Cataluña, tal y como se hace en este libro".

Estas afirmaciones, a su juicio, "no favorecen en nada a una convivencia y a una fraternidad que desde Cataluña siempre se ha defendido" ya sea desde una República catalana o compartiendo como hasta ahora un proyecto estatal común, ha añadido.

"Especialmente graves son las sentencias que el presidente del Gobierno de Aragón, el señor Javier Lambán, plasma en este libro, unas declaraciones que no hacen más que convertirnos, a los catalanes, en una arma electoral al servicio de los intereses partidistas de determinados sectores de la política española", agrega la alcaldesa.

"Poca credibilidad puede tener un político que actúa como pirómano y bombero a la vez erigiéndose y autoproclamándose como persona capaz de solucionar lo que ellos llaman el "problema catalán" y de establecer una convivencia fraternal entre las dos tierras que, según él ha desaparecido, "por culpa del proceso catalán", ha insistido Pujol.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.