Palomas plaza Catalunya
Turistas alimentando a palomas en la plaza Catalunya de Barcelona. ACN

El Ayuntamiento de Barcelona ya ha comunicado a los quioscos de golosinas de la plaza Catalunya que no podrán vender comida para palomas, porque esto entra en contradicción con su plan de control de estos animales a través de pienso anticonceptivo.

El consistorio puso en marcha una prueba piloto en febrero del 2017 para controlar la población de palomas. En lugar de sacrificarlos, se instalaron 40 dispensadores de este tipo de pienso, pero esto no sirve de nada si, sobre todo a través de los turistas, tienen acceso a otro tipo de alimento. Es por eso que el distrito ya ha advertido los dueños de los quioscos que podrán mantener la licencia, pero no vender este tipo de producto.

Después de Navidad se retomarán las conversaciones para establecer un calendario, pero el aviso ya está hecho.

La plaza Catalunya está ahora mismo ocupada por la Feria de Consumo Responsable, Economía Social y Solidaria, donde se vende comida fresca, y esto provocó que el Consistorio sacrificara a más de 900 palomas por riesgo sanitario.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.