En cuanto a las exportaciones agroalimentarias, Benítez ha destacado que los últimos datos disponibles de enero a octubre de 2017 confirman que en la provincia de Sevilla han crecido un 8,1 por ciento respecto al mismo periodo de 2016, hasta alcanzar los 2.308 millones de euros, con lo que "se consolida la tendencia de los últimos seis años". En este sentido, ha indicado que "estos datos afianzan a Sevilla como la primera provincia andaluza en valor de la producción exportada, con el 25,2 por ciento del total andaluz".

Asimismo, el delegado territorial ha indicado que, de acuerdo con los datos provisionales disponibles, "se prevé que la renta agraria andaluza ascienda en 2017 hasta los 9.622 millones de euros, lo que supondrá un incremento del 1,8 por ciento respecto a 2016". Asimismo, la producción de la rama agraria de Andalucía alcanzaría un valor de 12.787 millones de euros (+1,7%), debido principalmente al impulso del sector de hortalizas (30,6%), frutas (25,5%) y aceite de oliva (19,2%).

Teniendo en cuenta estos datos, el delegado ha afirmado que "2017 se puede considerar, en general, un buen año para las producciones agrarias con mayor valor de producción y renta agraria, y unas exportaciones que siguen batiendo récords tras siete años consecutivos de crecimiento".

En relación con las ayudas destinadas a impulsar la competitividad y la internacionalización de la agricultura, la ganadería y la agroindustria, Benítez ha informado de que se alcanzarán los 1.300 millones de euros puestos a disposición del sector andaluza (71% de los fondos de todo el PDR). Entre las principales líneas convocadas este año, destacan las ayudas a la puesta en marcha de proyectos gestionados por los Grupos de Desarrollo Rural, con 127 millones de euros; para la mejora de regadíos y eficiencia energética, con 66 millones; caminos rurales, con 50 millones; la ayuda agroambiental de invernaderos, con unos once millones; las destinadas a las Zonas con Limitaciones Naturales, con 12,5 millones, y las dirigidas a la modernización de las industrias agrarias, siete millones.

A nivel provincial, se han destinado 290 millones de euros para el pago de ayudas directas, 22 millones para ayudas concedidas a las agroindustrias y cuatro millones para los Programas Operativos de las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas, entre otras líneas de incentivos.

Asimismo, Benítez ha puesto en valor el despliegue de varios instrumentos normativos estratégicos entre los que ha destacado la aprobación del Decreto de Entidades Asociativas Prioritarias Agrarias; el I Plan de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres en la actividad Agroalimentaria y Pesquera de Andalucía; el Plan Director de las Dehesas; y el Plan de la Agroindustria Andaluza. Además del desarrollo del III Plan Andaluz de la Producción Ecológica y el Plan Director del Olivar.

Finalmente, el delegado ha asegurado que "con los trabajos que se iniciarán en el Parlamento para la

aprobación de la Ley de la Agricultura Andaluza, y con los debates de conformación del futuro de la PAC, 2018 será un año muy importante en la definición del modelo de agricultura para la próxima década".

BALANCE PROVINCIAL CAMPAÑA AGRÍCOLA

La campaña agrícola de 2017 en la provincia de Sevilla se puede considerar en la media de los últimos años, aunque con un comportamiento distinto según los cultivos. Así, los cereales de invierno, trigo blando y trigo duro, pese a haber sufrido una disminución en superficies, en torno al diez por ciento respecto a 2016, han tenido unas producciones por hectárea superiores. Por su parte, la superficie y producción de arroz ha sido similar al año pasado, sin embargo en maíz han descendido ambos parámetros.

El comportamiento de los cultivos industriales también manifiesta diferencias según los tipos. El girasol desciende en superficie y producción, pero la remolacha y el algodón han tenido un buen comportamiento respecto a años anteriores. Las superficies de patata se han mantenido en la temprana y la tardía, y se han incrementado en la extratemprana y de media estación. La producción total ha sido mayor a la de 2016, en todos los casos.

Por último, en olivar se ha producido un notable descenso en la producción de aceituna de mesa, un 13 por

por ciento por encima de la media de las cinco últimas campañas, y la producción de aceituna de aceite se mantendrá algo por encima de la media, en torno al ocho por ciento de incremento. Se sigue observando un descenso de la superficie y producción en frutales de hueso -melocotón y nectarina, fundamentalmente-, y un aumento en almendro. En cítricos la producción será menor en naranja, en torno al seis por ciento, y superior en mandarina, por encima del 18 por ciento.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.