Los hechos se produjeron en el ágora en torno a las 13.00 horas del 1 de enero, después de la celebración de la Nochevieja, y después los agentes le detuvieron por delito de amenazas graves y desobediencia grave a la autoridad.

Según los testigos, en la información facilitada por la Comisaría Provincial a Europa Press, el joven, junto a otros tres jóvenes, se dedicó a tirar las sillas de la terraza e insultar a los clientes de varias cafeterías.

Y, posteriormente, una vez con presencia policial, el detenido continuó con "una actitud provocadora y agresiva" e insultó a los agentes, además de amenazarles "gravemente", por lo que fue detenido.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.