Javier y Rosa

Javier Martín, de 29 años, y Rosa Gonzalo, de 30, se conocieron de niños. Ahora son pareja y viven juntos desde hace tres años.
Javier y Rosa.
Javier y Rosa.

Javier habla de Rosa

De carácter es inocente, se guarda las cosas hasta que revienta.

Cuando era pequeña, era como ahora, con aspecto de muñequita y muy buena. Yo le tiraba piedras, mi forma de ligar, ya sabes.

Nos queremos casar. Rosa está esperando que se lo pida. Aplazamos la boda una vez porque en Madrid todo es demasiado caro.

Es muy cabezona. Yo también lo soy y siempre nos llevamos la contraria  sólo por llevárnosla.

Le gusta mucho dormir.  Se toma muy mal eso de madrugar y suele levantarse mosqueada.

Le gusta ver jugueterías.

Rosa habla de Javier

Es extrovertido. Se mete con todos, pero en plan gracioso.

Era muy malo, muy trasto, estaba en todas las movidas. Decían «¿Quién ha sido?». «El de Patricio». Le llamaban así por su abuelo.

La boda... Cada vez había más invitados. Nos vinieron los gastos y todo se convirtió en un agobio... Casi rompemos por eso.

Me hace reír, tiene paciencia y ganas de luchar. Aunque es tranquilo, lo quiere todo dicho y hecho.

Despierta de mejor humor que yo, pero es lento: se sienta, ve la tele, se pone el café...

Le salen hoyuelos.

Él es técnico en una papelería industrial y ella, auxiliar de odontología. Él es de A Coruña y ella de Madrid, el padre de él y la madre de ella proceden de Zamora. Se conocen «de toda la vida», y confiesan que siempre se gustaron. «Él era la espinita clavada que tuve desde pequeña», dice Rosa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento