Jóvenes bebiendo en una playa
El consumo de alcohol en la playa o eventos está multado con 250 dólares. GTRES

Un grupo de jóvenes dieron la bienvenida al 2018 de una peculiar manera: construyendo una isla privada para evitar la prohibición de consumir bebidas alcohólicas en Coromandel, Nueva Zelanda.

El consumo público de alcohol está prohibido en toda la península de Coromandel, con una multa de hasta 250 dólares para los infractores, para evitar actos violentos.

Según informa Newsweek, los jóvenes construyeron la 'isla' frente a la costa de Tairua, una ciudad norteña de Nueva Zelanda, durante la marea baja del pasado domingo, día de Nochevieja, y luego esperaron a que subiera el agua.

Como informa el citado medio, los miembros del grupo bromearon sobre la insólita estampa que protagonizaron al asegurar que estaban en "aguas internacionales" y que, por tanto, no podían ser multados al esquivar la prohibiicón de beber alcohol en playas y eventos al aire libre.

"Esa es la única cosa que me encanta de Coromandel: la naturaleza inventiva de la gente. Se trata de la creatividad, la realidad legal es algo diferente", aseguraba la alcadesa Sandra Goudie.