El primero de los incendios, tal y como ha señalado la policía, se produjo en un establecimiento de hostelería del Segundo Ensanche, que tuvo que ser desalojado, y que los propios trabajadores sofocaron las llamas.

Igualmente, en una vivienda del barrio de la Rochapea una perola olvidada al fuego fue la causa de un denso humo que movilizó a los servicios de urgencia.

Por último, la policía ha resaltado que el humo producido por un incendio en un cuadro eléctrico obligó al desalojo de algunos vecinos en un edificio del barrio de Lezkairu.

Consulta aquí más noticias de Navarra.