Según ha explicado el Consistorio en un comunicado, el pasado 25 de diciembre dos jóvenes de 22 y 23 años de edad fueron arrollados en la Calle Tellería, dentro del Polígono industrial Santa Ana, en el barrio bilbaíno de Bolueta, por un vehículo que se dio a la fuga.

Ambos jóvenes fueron asistidos y trasladados a los centros sanitarios de Basurto y Cruces, donde aún se encuentra ingresados debido a la gravedad de las lesiones sufridas.

El Ayuntamiento ha asegurado que, desde el momento del accidente, la Policía Municipal destinó a un equipo de trabajo, "de manera intensiva", a la localización de los vehículos y personas implicadas en el atropello.

En el lugar de los hechos, los agentes encargados de la investigación recogieron diversos indicios que les ha facilitado esclarecer los hechos y ahora intentan localizar, tras identificarla, a la persona que conducía el vehículo y que se dio a la fuga, aunque está identificada.

Según las información lograda por la Policía municipal, son dos los vehículos implicados en el accidente, un Opel Astra de color gris con bandas negras y un segundo, con el que se cometió el atropello, un BMW de la serie 3.

Los restos del BMW revelaron que el coche tenía la luna trasera fracturada y los cristales de las luminarias posteriores rotas lo que, junto a otras evidencias, facilitaron la investigación.

Una vez realizadas las primeras indagaciones, y en coordinación con el resto de cuerpos policiales, se trató de identificar tanto los

vehículos a las personas implicadas.

VIGILANCIA

Tras establecer un dispositivo de vigilancia, el Opel Astra con las bandas negras fue localizado, en la noche del día 29 de diciembre, cuando circulaba por el Barrio de Bolueta. La Policía Municipal de Bilbao intercepto el vehículo y a sus ocupantes. El vehículo fue sometido a una inspección ocular en las dependencias policiales para la búsqueda de pruebas y se practicaron las diligencias oportunas con los ocupantes del vehículo.

Posteriormente, se logró determinar las identidades de las personas que viajaban en el vehículo BMW. El vehículo fue localizado el día 30 de diciembre en un garaje comunitario de la calle Olano, y trasladado a las dependencias de la Comisaría de Miribilla, donde fue sometido a una inspección ocular. El coche presentaba la luna trasera fracturada y diferentes golpes en su parte en su parte posterior.

Tras practicarse diligencias con las personas que viajaban en el BMW, se ha logrado obtener la identidad del conductor del vehículo. La Policía Municipal de Bilbao intenta ahora localizar y detenerle.

La Policía Municipal ha agradecido la colaboración ciudadana y también la del resto de cuerpos policiales y ha asegurado que trabaja para intentar detener al supuesto autor del atropello.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.