Árbol de Navidad en Roma
Árbol de Navidad en Roma. EFE

Roma, capital de Italia, no vivirá una Nochevieja de luz y sonido. Al menos, en cuanto a pitotenica se refiere.

Según señala El País, la alcaldesa de la ciudad italiana, Virginia Raggi, ha prohibido el uso de fuegos artificiales, petardos, cohetes y cualquier otro producto similar que pueda explotar durante la noche y a lo largo de todo el día de año nuevo bajo multas de 25 a 500 euros.

En palabras de la regidora, "tenemos la tarea de proteger la salud de los ciudadanos romanos y de nuestros amigos de cuatro patas".

"Evitar su uso ayuda a prevenir tanto los daños a las personas, a veces graves y a las cosas como el fuerte ruido que asusta tremendamente a los animales, domésticos y salvajes", argumentó.

"En Roma será posible festejar el año nuevo durante 24 horas divirtiéndose sin fuegos artificiales gracias a más de cien actuaciones con mil artistas de todo el mundo", apuntó.

La medida no ha tenido tiempo de ser recurrida. Eso sí, como alternativa, durante la noche de fin de año habrá espectáculos de luz y sonido por toda la ciudad, aunque el grueso de las celebraciones se concentrará en la gran explanada del Circo Máximo, con conciertos y actuaciones teatrales.