Fotografía de José Demaría Vázquez 'Campúa'
Fotografía de José Demaría Vázquez 'Campúa' incluida en el Photobolsillo editado por La Fábrica. CAMPÚA

Durante más de 50 años José Demaría Vázquez (Madrid, 1900-1975) vivió por y para la fotografía. Se le conocía por el sobrenombre de Campúa y desde sus inicios profesionales en la década de los 20 colaboró de forma asidua con medios como Mundo Gráfico, La Esfera o Nuevo Mundo. Fue un fotógrafo todoterreno: cubrió las campañas de África, eventos del día a día, fue el único fotógrafo que en 1922 acompañó al rey Alfonso XIII en su famoso viaje a Las Hurdes y durante la guerra civil se unió al bando nacional realizando fotografías tanto en el frente como en la retaguardia.

Murió unos meses antes que Franco y su figura cayó en el olvido. Considerado durante años, principalmente, como un fotógrafo de aquella época, un nuevo volumen de la colección Photobolsillo editado por La Fábrica y dedicado a su obra pretende rescatar su figura y situarle por derecho propio como uno de los pioneros de la fotografía en España.

"La mirada que ofrece este libro nos permite profundizar en su obra y nos hace descubrirle como una figura absolutamente poliédrica, con la convicción de que limitarse al apelativo de «el fotógrafo de Franco» para definirle es caer en el reduccionismo", señala la periodista y bisnieta del fotógrafo Cristina Ruiz Fernández en el prólogo del libro.

Esta monografía, que incluye 62 imágenes, la mayoría inéditas hasta la fecha, nos muestra todas sus facetas: la oficiosa tomando imágenes de Alfonso XIII o Francisco Franco en actos o recepciones; su trabajo de reportero durante la Segunda República y la guerra civil, y su lado más desconocido haciendo reportajes de calle, fotografías de estudio o retratos de personajes de la cultura como Pío Baroja, Truman Capote, Gary Cooper, Gregory Peck o Amparo Rivelles.

La mayoría de las fotografías pertenecen al archivo personal de Campúa y no habían visto la luz hasta la fecha al formar parte de encargos privados y reportajes para periódicos que generalmente seleccionaban solo una o dos imágenes.

"Campúa falleció unos meses antes que Franco y no tuvo la oportunidad que vivieron otros fotógrafos de seguir desarrollando su oficio en tiempos de democracia, por lo que su figura cayó en el olvido", explica su bisnieta. "Este libro es, por tanto, una oportunidad para redescubrir su obra y darle el lugar que le corresponde en la historia de la fotografía española".