Un niño de tres años ha sufrido heridas graves, incluida la pérdida de las dos orejas, al ser mordido por uno o varios perros de raza bull terrier en una finca de la localidad madrileña de El Molar, han informado a Efe fuentes de Emergencias Comunidad de Madrid-112.

La familia del niño le ha trasladado al Centro de Urgencias Extrahospitalarias (CUE) de esa localidad a las 16.51 horas, según la misma fuente. El menor presentaba varias mordeduras de perro, una grave en el muslo izquierdo y varias en la cara de menor gravedad; y las dos orejas arrancadas. Ha sido estabilizado en el centro y trasladado en una UVI del SUMMA 112 al Hospital de La Paz, donde ha ingresado grave pero estable

Fuentes de la Guardia Civil han indicado que sobre las 16.20 horas la familia ha llegado a la casa de un amigo situada en una finca de la citada localidad madrileña, donde el niño se ha quedado jugando con los perros. Posteriormente, lo han localizado inconsciente y con mordeduras, por lo que ha sido trasladado al centro de salud.

Diez perros retirados de la finca

Tras producirse el suceso, agentes del Seprona, que se ha quedado a cargo de la investigación, han retirado un total de diez perros de esa misma finca, que además no estaban registrados.

Según exponen fuentes del Instituto Armado, entre los perros retirados y depositados en un centro autorizado de la Comunidad de Madrid hay ejemplares de razas consideradas potencialmente peligrosas, como American Stafforshire Terrier. También hay ejemplares de la raza Bull terrier.

Por otro lado, los agentes encargados de la investigación han iniciado las gestiones para comprobar la situación de los animales. A su vez, los veterinarios analizarán a los perros para determinar si tienen algún tipo de enfermedad.

Consulta aquí más noticias de Madrid.