El juez Del Olmo
El juez Del Olmo, en una foto de archivo Efe

El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo ha manifestado por primera vez su malestar por las críticas que recibe desde que se hizo cargo de la instrucción del sumario del 11-M, hace tres años, porque considera que se ha llegado a un punto en el que "determinadas informaciones" afectan a su "dignidad".

Del Olmo reacciona así, en un comunicado de prensa, a la información del diario El Mundo en la que se le acusa de "aprovechar" el 11-M para obtener un permiso de cuatro meses en París concedido por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). En París, el juez realizará un trabajo de investigación sobre la jurisprudencia de Francia y España con relación al terrorismo yihadista.

"Jamás me he aprovechado del 11-M y jamás lo haré", ha respondido rotundamente el juez a "quienes insinúan -dice- que me he podido aprovechar de mi papel como instructor en el sumario" de los atentados.

Jamás me he aprovechado del 11-M y jamás lo haré"

En silencio

Del Olmo recuerda que hasta ahora ha soportado en silencio "todo tipo de críticas profesionales e incluso personales, porque entendía que eran una consecuencia inherente al desarrollo de la instrucción del sumario 20/04", el que abrió a raíz de la masacre.

"Pero -advierte- las críticas tienen un límite, y no estoy dispuesto a permanecer más tiempo en silencio, sobre todo cuando determinadas informaciones afectan al ámbito más íntimo de mi dignidad, y ponen incluso en tela de juicio mis principios como persona".

"Nunca pude imaginar que tendría que llegar a explicar que todos los ingresos recibidos por actividades relacionadas directa o indirectamente en el 11-M las he destinado siempre a la Fundación Víctimas del Terrorismo", lamenta Del Olmo, que adjunta al comunicado una carta de la ex vicepresidenta de la Fundación Ana María Vidal Abarca, fechada el 15 de noviembre de 2004, en la que le agradece "la muy generosa donación" que había efectuado en junio.

Subraya además que "ni siquiera" se aprovechó de "los beneficios fiscales de esas donaciones", tal y como le sugería Vidal Abarca en la citada misiva.

Estancia en París

Respecto a la información de El Mundo, Del Olmo explica que él solicitó al CGPJ una financiación de "un máximo" de 2.000 euros mensuales para afrontar su estancia en París, y que él no tiene que "nada que ver" con la cantidad que finalmente se le ha asignado: 17.156 euros por los cuatro meses, según el citado diario

Aclara también que no solicitó servicio de seguridad ni a las autoridades francesas ni a las españolas "para evitar cualquier incremento del erario público", pero considera que la filtración de ese traslado a Francia "pone en riesgo mi seguridad personal" y por eso va analizar "la oportunidad de aceptar o no la comisión concedida".