Edificio de la compañía de la automoción Ford
Ford ha llamado a revisión a 361.523 vehículos en Estados Unidos por este problema con el airbag. FORD

La firma automovilística estadounidense Ford ha llamado a revisión a 361.523 vehículos en Estados Unidos (EE UU) que presentan un supuesto problema en el inflador del airbag delantero del pasajero, que podría romperse en caso de que se accione el sistema de seguridad y causar "lesiones graves" o la "muerte" de los ocupantes, según informó la Agencia Nacional de Seguridad del Tráfico por Carretera de Estados Unidos (NHTSA, por sus siglas en inglés).

Los vehículos afectados corresponden a los Ford Ranger fabricados entre 2003 y 2006. La compañía ha comenzado el proceso de revisión este martes y espera que dure hasta finales de marzo del próximo año.

Varias son las ocasiones en las que las marcas han tenido que llamar a revisión sus vehículos a causa del airbag. Listamos algunos de los casos:

El fabricante británico Aston Martin efectuará también la revisión de 1.953 unidades de los modelos DB9 y DBS producidos entre 2004 y 2009 debido a que los cables de la batería podrían dañarse al deslizar el asiento del conductor, generando un cortocircuito y aumentando el riesgo de incendio.

Además, la agencia nacional para la seguridad del tráfico de Estados Unidos alertó de que otras 3.493 unidades de los Aston Martin DB9, DBS, Rapide, Vanquish y Virage, fabricados entre 2008 y 2016, podrían presentar problemas en la fijación de una pieza del sistema de estacionamiento.

La compañía notificará este defecto a los propietarios de los vehículos afectados, mientras que los concesionarios de la firma inspeccionarán sus coches sin cargo. Aston Martin iniciará la retirada el 1 de febrero de 2018.