Si algo caracteriza toda la filmografía de Woody Allen (Brooklyn, 1935) es que bastan solo un par de segundos de una escena para saber que te encuentras ante una de las cintas del genio neoyorquino. Ya sea por la cuidada fotografía o los diálogos ingeniosos, nuestra retina consigue grabar y retener el original patrón que siguen sus películas.

A pesar de que, según la crítica especializada, la mejor época del realizador hace mucho que pasó, uno de los tópicos infalibles que siguen repitiéndose en sus obras son los excepcionales personajes femeninos. Atormentadas, depresivas, e inseguras o fuertes, decididas y valientes, los papeles que Allen ha otorgado a las mujeres han sido durante 40 años muy cotizados por parte de las estrellas de Hollywood.

La última en conseguirlo ha sido Kate Winslet, que interpreta a la aspirante a actriz Ginny en Wonder Wheel, el último filme del neoyorquino, estrenado el pasado viernes. Winslet toma el relevo de otras grandes intérpretes como Scarlett Johansson, Cate Blanchett o Diane Keaton.

Precisamente Keaton consiguió ganar un Oscar por su papel protagonista en Annie Hall (1977), primera obra maestra del realizador. Allen dijo de ella en un acto celebrado el pasado mes de junio: "Desde el momento en que la conocí, fue una gran inspiración para mí. Mucho de lo que he logrado en mi vida se lo debo". Keaton ha participado en ocho películas del director y ha asegurado en varias ocasiones que no le importaría repetir.

Varias actrices pueden estar orgullosas de haber participado en más de una película de Allen: Emma Stone (Irrational Man y Magia a la luz de la luna), Scarlett Johansson (Scoop, Match Point) o la española Penélope Cruz, con la que se estrenó en Vicky Cristina Barcelona y repitió en A Roma con amor.

Selena Gomez será la siguiente

Los últimos años del director han estado marcados por la polémica: además de las acusaciones de abuso sexual recibidas por Mia Farrow y que han estado envueltas en misterio durante décadas, se suma la buena relación que tenía con el hasta hace meses rey de Hollywood, Harvey Weinstein, protagonista de un escándalo de acoso sexual sin precedentes en la industria.

Por eso, miles de seguidores de Selena Gomez se han indignado con la noticia de que será, junto a Elle Fanning, la protagonista de la próxima cinta del director, A Rainy Day in New York. La actriz se defendió en una entrevista reciente alegando que "Las acusaciones de Harvey Weinstein de hecho surgieron después de que empezara a hacer la película".

Sombras y escándalos aparte, Woody Allen sigue siendo considerado uno de los mejores autores de la meca del cine y las grandes mujeres de su filmografía son uno de los pilares de su éxito.