El Gobierno firma con patronal y sindicatos el acuerdo para la subida del salario mínimo

Rajoy, durante la firma del acuerdo para la subida del salario mínimo interprofesional.
Rajoy, durante la firma del acuerdo para la subida del salario mínimo interprofesional.
Ballesteros / EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha presidido este martes en el Palacio de la Moncloa la firma del acuerdo social para la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que en 2018 será de 735,9 euros en catorce pagas, frente a los 707,6 euros actuales.

Al acto ha acudido la ministra de Empleo, Fátima Báñez, quien la semana pasada alcanzó un acuerdo con la patronal y los sindicatos para una subida progresiva del SMI hasta alcanzar en 2020 los 850 euros.

A la firma también han asistido el presidente de la CEOE, Juan Rosell; el de la Cepyme, Antonio Garamendi; el secretario general de CC OO, Unai Sordo; y el de UGT, Pepe Álvarez.

Según señaló Báñez el pasado martes, el incremento del 4% del salario mínimo para el año que viene afectará a 533.978 trabajadores, el 3,5% de los afiliados al régimen general de la Seguridad Social.

"El mejor año para el empleo"

Tras la rúbrica, Rajoy ha animado a seguir trabajando para que la recuperación económica llegue a todos los españoles, especialmente a los que cobran los salarios más bajos, y a no dejar a nadie atrás.

El presidente ha agradecido a los agentes sociales, patronal y sindicatos, el esfuerzo y la contribución para que 2017 sea "el mejor año para el empleo". El jefe del Ejecutivo, que ha recordado que este año se crearán 600.000 empleos y que el objetivo es llegar a los 20 millones de ocupados en 2020, ha subrayado que aún quedan más de tres millones de personas que buscan empleo y que deben ser "un acicate" para trabajar "todos unidos".

"El esfuerzo ha merecido la pena y anima a seguir trabajando para que la recuperación llegue hasta la última persona que la necesita", ha afirmado. El presidente ha dicho que, con las cifras económicas que se manejan, afronta el futuro con "optimismo", aunque ha recordado que aún quedan importantes retos.

Sobre la subida del SMI, Rajoy ha apuntado que "es razonable y sostenible", ya que liga las alzas a que la recuperación siga. Para que se den las subidas, ha recordado, la economía debe crecer al menos un 2,5% cada año y crearse 450.000 empleos. "Son límites prudentes", ha defendido.

Si no si dieran estas condiciones, el texto contempla que el Gobierno abriría un proceso de negociación con las organizaciones sindicales y empresariales para determinar la cuantía del SMI del año siguiente.

El documento también detalla que la subida no se aplicará a los convenios colectivos que tengan el SMI como referencia para evitar "distorsiones económicas" dada la cuantía de las subidas.

Rajoy ha pedido el apoyo a este acuerdo del resto de fuerzas políticas, de las que espera "estén a la altura", y ha querido destacar el "tesón y el coraje" de los españoles que, trabajando unidos, han sido capaces de superar grandes metas.

España, ha subrayado, "es un gran proyecto compartido que mejora con el concurso de todos".

"Es mucho lo que nos une", ha concluido, y ha pedido "hacer más por lo que más lo necesitan" y sentar así las bases de "un empleo de "más calidad" en una "gran nación llamada España".

"Cuidar" a las empresas

Durante sus intervenciones, tanto CEOE como Cepyme han insistido en que los salarios se suben cuando las empresas son productivas y competitivas, y han asegurado que hay que "cuidarlas" si se quiere que sigan manteniendo el ritmo de crecimiento del empleo actual.

Garamendi ha defendido que son los empresarios quienes crean el medio millón de puestos de trabajo que se generan anualmente y ha añadido que el acuerdo suscrito es importante y "clave para poner en valor el diálogo social", pero ha subrayado que en el ámbito de la negociación colectiva entre empresas y trabajadores las remuneraciones "están muy por encima" del salario mínimo pactado.

Rosell ha dicho por su parte que el acuerdo es "razonable y va en la buena dirección", dado que ensanchar la diferencia entre los subsidios para desempleados y el salario mínimo permitirá combatir la economía sumergida.

El presidente de la CEOE ha incidido no obstante en que en el proceso de recuperación de la economía española todavía existe un 50% de empresas que no obtiene beneficios, ya que mientras la recaudación por IRPF e IVA ha vuelto a niveles previos a la crisis, la del impuesto de sociedades aún va por detrás.

Tanto Rosell como Garamendi han considerado que hay que seguir trabajando en promover la formación, la investigación, la innovación y la inversión para lograr un empleo de mayor calidad que sea mejor retribuido.

Primer paso para mejorar los salarios

Desde CC OO y UGT, sus líderes ven muy positivo el acuerdo y han considerado que es el primer paso para poder mejorar los salariosde todos los trabajadores en el ámbito de la negociación colectiva con la patronal.

Álvarez ha dicho que aún existen muchas personas con trabajos a tiempo parcial o con nóminas que no les permiten llegar a final de mes, razón por la que ha defendido que el acuerdo sobre el salario mínimo deberá trasladarse también a la negociación colectiva.

"La negociación colectiva será el segundo eslabón para repartir la riqueza en nuestro país", ha afirmado el secretario general de UGT, que también ha insistido en que su organización sindical seguirá teniendo como objetivo prioritario la recuperación de los sueldos, tanto en el sector privado como en el público, así como de las pensiones.

Álvarez ha felicitado al Gobierno por un acuerdo que ha considerado muy satisfactorio y también a los partidos políticos que se han comprometido a apoyar este pacto para asegurar su cumplimiento anual.

Además ha confiado en que el apoyo de otros grupos políticos suponga el inicio de una nueva senda en la que el eje de las políticas se construya a partir del consenso y el acuerdo.

Para Sordo, el pacto es positivo por razones cuantitativas, dado que corrige la "anomalía histórica" de no contar con un salario mínimo que llegara al 60% de la remuneración media del país conforme a lo establecido en la Carta Social Europea.

Pero también cree que será importante en términos cualitativos, por la incidencia que va a tener para los convenios colectivos donde se contemplan los salarios más bajos, que son los que más se han devaluado durante la crisis.

"Será un acicate importante para los necesarios acuerdos de negociación colectiva", ha coincidido el secretario general de CC OO, aunque ha reconocido que los salarios en el ámbito privado no se determinan por el SMI.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento