La Casa Real felicita la Navidad
Las piernas del Rey no concuerdan con la posición de la parte superior del cuerpo, pero no es el único elemento sospechoso de la imagen.

Una nueva tradición se abre paso por estas fechas. Al discurso anual del Rey se une ahora lo que puede empezar a llamarse Photoshop Real. No es la primera vez: en 2005 ya reconocieron que habían utilizado el programa de retoque fotográfico para su felicitación navideña y la pierna ausente de la infanta Leonor generó miles de comentarios en 2006.

La Casa Real asegura, en declaraciones a 20minutos, que no se trata de ningún montaje. "Un no rotundo", ha sido la respuesta cuando se les ha planteado la posibilidad. Al preguntar por la extraña posición de las piernas, aseguran que "puede que estén un poco flexionadas".

La foto en cuestión

Esta vez, como cada año, la Familia Real ha enviado su felicitación institucional para estas fiestas. En la tarjeta, los monarcas aparecen fotografiados junto a sus ocho nietos.

Delante de ellos, sentados en unos butacones de terciopelo se encuentran Miguel, Irene y Pablo Nicolás Urdangarín.

La Familia Real ya ha realizado otros montajes fotográficos en las felicitaciones navideña

Sin embargo, la impresión general de la instantánea es que se trata de un montaje fotográfico como ya ha ocurrido con otras felicitaciones navideñas debido a la imposibilidad de reunir en Madrid en un mismo día a los Reyes y a sus nietos para una sesión fotográfica en el Palacio de La Zarzuela.

Por este motivo, no sería de extrañar que nuevamente hubieran cogido un fondo en el que, con un programa informático de tratamiento de imagen, han sido insertados todos los personajes.

Cosas sospechosas

Parece que han recortado a los reyes y los han plantado en el jardín junto a sus ocho nietos. Las piernas del Rey no aparecen en línea con el cuerpo y los cojines de terciopelo isabelinos ni siquiera hacen mella en el césped.

Esta vez Leonor tiene sus dos piernas, calzadas con una especie de leotardo rosa. Atención al tamaño del pie y a las zapatillas de Irene.