IBEX 35
La Bolsa española, en la jornada posterior al 21-D. EFE/Paco Campos

Los mercados del mundo, también el español, afrontan un cierre de año en positivo, y en algunas casos como Wall Street con ganancias considerables. El avance de las economías y la mejora de muchas de las actividades han dejado atrás las peores cifras registradas durante los años de crisis.

2018 se presenta positivo en términos generales para quienes quieran invertir. El escenario es favorable, especialmente para la Bolsa. Pero habrá que buscar las opciones más acordes a cada perfil, oportunidades habrá para casi todos. Bankinter asegura que el principal riesgo de cara a 2018 "es quedarse fuera de las Bolsas"; es decir, perderse la ganancia estimada en los mercados de renta variable.

Las previsiones sobre el Ibex para el próximo año arrojan revalorizaciones cercanas o superiores al 10%. Por ejemplo, la gestora del Santander calcula que pueda subir el 10% sobre el nivel al que cotiza actualmente. Por su parte, Bankinter estima un avance para el selectivo español sobre el 14%.

Ahorro Corporación ha confeccionado dos carteras de valores. La primera está integrada por compañías del Ibex (Acerinox, Enagás, Gas Natural, Mediaset España, Meliá Hotels, Repsol y Telefónica) con una rentabilidad media prevista del 21%. En la otra, estarían empresas de menor tamaño (Almirall, CAF, CIE Automotive, Europac, Iberpapel, Miquel y Costas y Talgo) cuya ganancia podría alcanzar el 25%.

En la lista de Renta 4, figuran como mejores opciones Santander, Acerinox, Repsol Cellnex, Ferrovial, Iberdrola, IAG, BME y Liberbank. La propuesta de Deutsche Bank por compañías es ACS, Ferrovial, Santander, IAG, Amadeus, Acciona, Abertis y Colonial.

Renta fija

Para el mercado de renta fija la situación seguirá siendo poco atractiva en cuanto a rentabilidades esperadas porque los tipos de interés continúan en mínimo histórico. Aún así, hay quien contempla alguna oportunidad: "En el caso de Europa, el BCE ha anunciando su retirada del programa de compra de bonos, lo cual hará que la renta fija de nueva emisión tenga más valor. Eso supone que elegir el market timing, o momento de entrada a mercado puede ser una buena estrategia para la inclusión de un mayor porcentaje de renta fija en nuestra cartera de fondos", explican desde la web financiera inBestia.com.

Los depósitos también continuarán en la misma tendencia. La mayoría de las entidades apenas ofrece un 1% de rentabilidad. Eso sí, es un producto más seguro que la Bolsa, ya que no implica riesgo.

Con respecto a los fondos, las apuestas se centran en los que invierten en Bolsas europeas. Si el perfil de riesgo del ahorrador es bajo, mejor combinar renta variable con fija. En cuanto los temáticos, destacan el sector tecnológico, materias primas e incluso los inmobiliario.

Los inversores internacionales siguen siendo los dueños del mercado español

La mejor decisión que se debe tomar a la hora de invertir es la diversificación. Repartiendo el dinero entre diferentes activos, tenemos más oportunidades de equilibrar posibles pérdidas con ganancias. Además, es conveniente si no es un experto en la materia, contar con el asesoramiento de un experto y preguntar siempre lo que nos parezca.

La peor decisión es depositar nuestro ahorro en algo que no entendemos. "Aunque se prevé que 2018 sea un buen año, las rentabilidades que obtendrán los inversores no serán tan elevadas como las conseguidas en 2017. La clave de los próximos meses para obtener unos retornos interesantes está en centrar el asset allocation (selección de activos) en el crecimiento de la economía global", explica Michaël Lok de UBP Asset Management. En definitiva, hay que estar atentos a los valores con mejores perspectivas.

Los inversores internacionales siguen siendo los dueños del mercado español. Según los últimos datos de Bolsas y Mercados Españoles (BME), tienen en su poder el 45% del valor de las acciones cotizadas. Es una cifra histórica y muestra el interés por la plaza financiera. Las familias son los segundos propietarios con una participación del 23,4%, frente al mínimo del 20% registrado en 2007, a principios de la crisis.

Atentos a...

  • Proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit)

El Brexit tendrá impacto para la UE a todos los niveles. En la lado de las Bolsas se da la paradoja de que el objetivo de la Comisión es la creación de un mercado de capitales único. Algunas entidades financieras, brokers y bancos de inversión han anunciado que dejarán la City.

Durante este año los dos países han mantenido actitudes hostiles. La potencia de ambos sigue preocupando a los inversores.

  • Celebración de elecciones en Italia

Europa estará pendiente de las elecciones que se celebrarán en Italia la próxima primavera después del auge de la extrema derecha.

  • Situación en Cataluña

Muchos inversores internacionales han anunciado que su exposición a España dependerá de la situación en Cataluña tras las elecciones.

  • Política del BCE

Europa ha conseguido salir de la crisis con la ayuda del BCE. Habrá que ver los cambios que se introduzcan en la política monetaria.