Clásico de la Navidad cordobesa
El Belén de chocolate de Rute ya es un clásico de la Navidad cordobesa. Salas / EFE

Las reproducciones del “portal de Belén” se multiplican estos días por todos los rincones de España. La reproducción del Nacimiento de Niño Jesús, hace mas de 2.000 años, se puede representar de muchas maneras. En muchas casas se coloca el particular “Nacimiento” con más o menos extensión. También hay instituciones que los han convertido en un atractivo turístico más, como el Ayuntamiento de Madrid. Pero los hay muy especiales: de arena, de chocolate, de arena o con "clicks".

Belén de Playmobil (León)
La capital leonesa tiene numerosos atractivos turísticos a los que en época navideña se suma un Belén muy especial… con figuritas de muñecos Playmobil, los antugios "clicks". Son 350 figuras que han cedido varios coleccionistas de estos particulares muñecos y que se exhiben en la antigua oficina de Turismo de León, donde podrán disfrutarlos pequeños y mayores.

Museo de Belenes (Mollina, Málaga)
En la provincia de Málaga, en concreto, en el municipio de Mollina, se encuentra un lugar de paso obligado para los amantes de estas reproducciones. El Museo de Belenes cuenta con más de 60 belenes con mil figuras de diferentes épocas y artistas. Se ha convertido en el mayor museo de esta especialidad de todo el mundo y ya ha recibido más de 28.000 visitas desde que se abrió el pasado 17 de noviembre.

Sólo durante el primer fin de semana la exposición acogió a más de 2.000 visitantes deseosos de descubrir las joyas belenísticas de esta exposición. El Museo de Belenes abre de lunes a domingo y dispone de un horario especial de cara a Navidad (hasta el próximo 5 de enero) que puede consultarse en la propia web del Museo. Los únicos días que permanecerá cerrado al público serán el 25 de diciembre y el 1 y el 6 de enero.

Belén de Chocolate (Rute, Córdoba)
Mil quinientos kilos de chocolate y 56 metros de superficie. Estos son los parámetros de uno de los belenes más dulces, el elaborado con chocolate que un obrador instala desde hace ya 17 años en su local de Rute (Córdoba). Por este municipio de la Subbética cordobesa pasan unos 100.000 visitantes durante la Navidad para ver precisamente este montaje.

Han participado cinco personas durante unos cuatro meses, instalando un improvisado obrador de chocolate en la sala donde se ubica el belén, que está adaptada para controlar la temperatura pues “más de 40 grados en verano harían imposible su construcción”. Este año el montaje tiene doble dificultad ya que además de la minuciosidad de los detalles de elementos decorativos propios de un Nacimiento tradicional, han tenido que construir monumentos Patrimonio de la Humanidad de un particular Camino de Santiago.

Zoo-Belén (Toledo)
Una escapada a Toledo siempre es una buena opción. Ahora, en Navidad, se pueden visitar algunos belenes muy particulares, como el de la Caja Rural Castilla-La Mancha, que cuenta con cerca de 70 animales y registra desde hace más de tres décadas 100.000 visitantes cada año. Los jardines de la sede central de esta entidad financiera acogerán hasta después de Reyes a dromedarios, cabras, ovejas, burros, cerdos, pavos, gallinas, faisanes, palomas, tórtolas, perdices, patos y otras aves acuáticas. Por cierto, que el Belén de la Estrella cumple 25 años y hay muchos más por toda la ciudad.

Belén de Arena (Las Canteras, Gran Canaria)
Las Islas Canarias no sólo tienen un clima privilegiado, sino que también ofrecen originales propuestas para pasar la Navidad. Y en la Playa de las Canteras ya se puede observar el portal de Belén esculpido en arena que espera superar los 214.000 visitantes del pasado año. Para este singular nacimiento, que cumple su duodécima edición y se consolida como una estampa típica durante las fechas navideñas, se han moldeado unas 2.000 toneladas de arena con esculturas de hasta cuatro metros de altura.