Tiroteo entre grupos armados en México
Lugar donde se registró un enfrentamiento entre grupos armados, en el municipio de Gómez Farias, Chihuahua (México), en el que murieron al menos seis personas. FISCALÍA CHIHUAHUA / EFE

Al menos 17 muertos, seis de ellos en un tiroteo, fueron registrados en las últimas 48 horas en varios puntos del norteño estado mexicano de Chihuahua, informó este miércoles el portavoz de la Procuraduría General de Justicia (fiscalía) estatal, Eduardo Esparza.

El  mayor número de muertos ocurrió el martes en el municipio de Gómez Farías en un tiroteo entre dos grupos criminales que dejó seis hombres muertos que permanecen sin identificar, precisó.

Las autoridades trabajan en la identificación de las víctimas y el análisis balístico de los cartuchos de diversos calibres que se hallaron en el lugar del enfrentamiento, donde se confiscaron siete vehículos con reporte de robo.

Otros nueve asesinatos se registraron entre el lunes y el martes en diversos puntos de Chihuahua, entre los que resaltan los de cinco hombres cuyos cuerpos fueron abandonados en la zona residencial Valles de Chihuahua y los de otros dos por arma de fuego en un bar local.

El portavoz confirmó que este miércoles, las autoridades localizaron a dos muertos, un hombre que fue abandonado envuelto en cobijas y una mujer con señales de golpes.

Colgados en puentes

Por otra parte, las autoridades mexicanas hallaron, también este miércoles, a seis personas sin vida colgadas en puentes viales de dos municipios del estado de Baja California Sur, en el noroeste de México, informó la fiscalía estatal.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) detalló en un comunicado que los dos cadáveres de hombres fueron abandonados de madrugada en un puente de una vía que conecta al aeropuerto de La Paz, capital de Baja California Sur.

Las víctimas, cuya identidad aún se desconoce, fueron trasladadas al servicio médico forense para llevar a cabo la necropsia de ley, agregó.

Los cuatro cuerpos restantes, también de hombres, fueron localizados en dos puentes del municipio de Los Cabos.

La fiscalía abrió una investigación "para realizar los peritajes necesarios con todos y cada uno de los datos de prueba y evidencias que se encontraron en el lugar", a fin de esclarecer los hechos.

El gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, condenó lo ocurrido y aseguró que ya se están investigando los hechos.

El turístico estado de Baja California Sur padece desde hace meses una ola de violencia, al parecer por la pugna entre cárteles de las drogas para hacerse con el control de la zona.

El pasado mes de noviembre fue asesinado a tiros el presidente de la Comisión de Derechos Humanos en este estado, Silvestre de la Toba, en un ataque en el que también perdió la vida su hijo Fernando, mientras que su hija y esposa resultaron gravemente heridas.