Protesta contra la violencia machista
Concentración de protesta contra la violencia machista. EFE

En el tercer trimestre de 2017, de cada diez juicios celebrados por violencia de género, siete de ellos acabaron con condenas para el maltratador, lo que representa la cifra más alta de la serie histórica de la estadística judicial. En el mismo período de tiempo, los juzgados españoles recibieron 42.571 denuncias por violencia de género, lo que supone un incremento interanual del 11,7%, según datos publicados este miércoles por el Consejo General del Poder Judicial.

Si el número de denuncias se incrementó un 11,7%, todavía mayor fue la subida interanual del total de mujeres víctimas, del 14,1%. En el tercer trimestre fueron 40.829 las mujeres víctimas de violencia de género. En el mismo periodo del año anterior fueron 35.784.

La presidenta del observatorio contra la violencia de género del CGPJ, Ángeles Carmona, no oculta su "preocupación" por la elevada cifra de mujeres víctimas de violencia de género que arroja la radiografía de la violencia machista en España. "Asumir como algo normal esas más de cuarenta mil mujeres que han sufrido en un trimestre la crueldad de la violencia sexista es imposible", asegura. Pero también destaca "el aumento de las condenas a los maltratadores, que alcanza su mejor dato histórico, por lo que tiene de valor en sí mismo y por el mensaje ejemplarizante que desprende: no hay impunidad para la violencia machista".

Respecto de las denuncias casi un 69% fueron presentadas por la propia víctima, directamente en el juzgado o a través de atestado policial. La intervención de oficio de la Policía supuso el 17% de los casos. Por otra parte, aumentaron las denuncias presentadas por familiares respecto al trimestre anterior, aunque apenas representan un 2,3% del total.

Entre los aspectos más positivos, según el CGPJ, destaca la reducción de dos puntos porcentuales de las mujeres que se acogen a la dispensa de la obligación de declarar. Aun así todavía un 10,1% de las víctimas (4.145) prefieren no declarar en contra de su maltratador. Una vez más, el observatorio destaca que dicha renuncia es más habitual entre las mujeres extranjeras que en las españolas (12,1% frente al 9,2%).

El CGPJ pide que se potencien los recursos sociales y asistenciales a disposición de las mujeres maltratadas, para que ninguna sienta desamparo y soledad en el difícil proceso que se abre tras la denuncia En el tercer trimestre del año también se produjo un incremento de más de tres puntos en la concesión de órdenes de protección por los órganos judiciales, mientras que descendió en la misma proporción las solicitudes de estas medidas de protección. En conjunto se acordaron el 68,2% de las órdenes de petición solicitadas, pero todavía 4.524 mujeres que pidieron protección les fue denegada (se concedieron 6.663 de las 11.187 peticiones).

En un 4,6% e los casos las medidas cautelares impuestas supusieron la suspensión de la guarda y custodia de los hijos y en solamente en un 2,3% de los supuestos se procedió a la suspensión del régimen de visitas. Las reformas legales tendentes a considerar a los hijos víctimas de violencia de género tuvieron un ligero impacto sobre el régimen de visitas que se ha estabilizado, según el análisis del CGPJ.

Los órganos judiciales españoles dictaron un toal de 10.365 sentencias penales en el ámbito de la violencia de género, de las qu el 70% (7.244) fueron condenatorias. Esto supone un incremento de medio punto respecto al mismo trimestre de 2016. Es el dato histórico de mayor porecentaje de condenas sobre el total de sentencias dictadas.

El mayor porcentaje de sentencias condenatorias se produjo en los juzgados de violencia sobre la mujer, con un 86,6%, y en las secciones penales de las Audiencias Provinciales, con un porcentaje del 72,5%. Un 54,7% de las sentencias dictadas por los juzgados de lo penal fueron condenatorias.

Por último los juzgados de menores enjuiciaron en el tercer trimestre del año a 37 menores de edad (31 españoles y 6 extranjeros) por delitos en el ámbito de la violencia contra la mujer. Se impusieron medidas a los menores en un 97% de los casos.

La presidenta del observatorio de violencia de género pide medidas para que no se trunque "la esperanza que hemos depositado en el Pacto de Estado", algo que ocurriría "si no somos capaces de mejorar la respuesta global de instituciones y de ciudadanos, si no logramos potenciar los recursos sociales y asistenciales a disposición de las mujeres maltratadas, para que ninguna sienta desamparo y soledad en el difícil proceso que se abre tras la denuncia. En este punto quiero resaltar el valor, la fuerza y el ejemplo social de las mujeres que se atreven a denunciar y a continuar el proceso judicial".