El amor, hijo de los celos
Eva Rufo ha sido la elegida para encabezar el reparto de Las bizarrías de Belisa.

El amor como motor de la juventud, y como motor del amor... los celos. Son una de las constantes en la obra de Lope de Vega, que se repite en la elección de la Joven Compañía de Teatro Clásico para su presentación en Madrid.

Las bizarrías de Belisa narra el empeño de una joven en enamorar a un caballero del que ha quedado prendada sin remedio y que no le muestra el menor aprecio. Como receta para cambiar la dirección de las flechas de Cupido, nada mejor que una ración de celos. «Amar por ver amar», que diría el propio Lope.

Aunque el autor situó las peripecias de Belisa en las calles de Madrid, Eduardo Vasco, director del montaje que ahora se presenta, ha decidido limitar la escenografía a 14 sillas (tantas como actores forman la compañía) y un piano, para que la atención del espectador se centre en la interpretación y no se despiste con elementos ornamentales accesorios. Firma el vestuario el diseñador Lorenzo Caprile.

Todo el futuro por delante

Son sólo 14 actores (escogidos entre más de un millar de aspirantes menores de 30 años) los que integran la Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico, un proyecto que comenzó a gestarse hace dos años bajo la batuta de Eduardo Vasco. Su debut oficial se produjo, con este montaje, en el pasado Festival de Alcalá.  

* Autor: Lope de Vega. Dir.: Eduardo Vasco. Int.: Eva Rufo, Rebeca Hernando y Mónica Buiza. teatro Pavón: Embajadores, 9. Metro: La Latina. M y D, 19 h. X a S, 20 h. 18 euros.