Upa concentración
Concentración festiva convocada por UPA en la Plaza de San Esteban Mª Jesús Borjabad

El sindicato agrario Upa Soria denunció los excesivos márgenes comerciales que repercuten en el consumidor y lo hizo organizando una barbacoa en la céntrica Plaza de San Esteban.
Repartiendo bocadillos de chorizo y panceta quisieron llamar la atención sobre la crisis que atraviesa el sector ganadero, que en Soria afecta a alrededor de 1.100 explotaciones.

Los representantes de Upa se apoyaron en gráficos para explicar la reducción del precio que cobra el ganadero y la tendencia alcista del que paga el consumidor. "Nosotros recibimos muy poco dinero con arreglo a lo que el ama de casa llega a pagar por el producto", señaló Raúl Ramírez, secretario de organización Ganadera del sindicato en Castilla y León.

"Los grandes monstruos"

"Los grandes grupos, los grandes monstruos multinacionales que están en la distribución son los grandes beneficiarios", indicó y habló del futuro de la ganadería insistiendo en que será obligatoriamente necesaria la importación de producto de países que no cumplen con todas las garantías de calidad.

Exigen un doble etiquetado para haga visible la enorme diferencia entre el precio de origen y el de destino, es decir, los "abusivos" márgenes comerciales.
Desde Upa Soria temen que las explotaciones ganaderas se vean obligadas a cerrar por la baja rentabilidad.

Son demasiadas las veces que se nos acusa a los agricultores y ganaderos de las subidas del IPC

"Son demasiadas las veces que se nos acusa a los agricultores y ganaderos de las subidas del IPC y esto es un tema tremendamente sensible", afirmó Javier Alejandre, técnico de Upa Federal.

Para este representante la realidad es otra. Desde el pasado mes de junio el precio que percibe el ganadero de porcino es de un 25% menos, mientras que para el consumidor ha subido en un 8%. Similar es lo que sucede con la ternera. En lo que va de año ha bajado en torno a un 18% y se ha acrecentado en un 2% para el comprador.

"Lo que nosotros venimos a reivindicar son dos cosas, primero, precios dignos para los agricultores y ganaderos y en segundo lugar, una ley de márgenes comerciales que regule esta situación", indicó. Para Alejandre, hay que aprender de Francia.

CONSULTA AQUÍ MÁS LAS NOTICIAS DE SORIA