Adolescente bebiendo
Adolescente bebiendo. R. A.
Aquí hay 12.000 jóvenes entre 14 y 18 años «en riesgo» por beber alcohol. Los chicos, la mitad, toman 50 centímetros cúbicos o más de alcohol puro al día y ellas 30 o más.

Esto, traducido a copas, son unas dos, bien cargadas, de un licor de unos 40 grados, como por ejemplo whisky. Y ellas se toman una copa ‘larga' de iguales características, según los datos del informe elaborado por dos profesores de la Universidad de Oviedo y la Consejería de Salud y presentado ayer.

Los cálculos están hechos extrapolando los datos del estudio a la realidad asturiana. Para elaborarlo entrevistaron a 2.992 jóvenes , pero en la región, según los datos de la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos (Sadei), viven 43.370 con edades entre 14 y 18 años.

El estudio alerta, además, de que empiezan a beber con «12 o los 13 años», sobre todo durante los fines de semana.
El dato positivo es que desde el año 2000 hasta ahora un 14% (es decir, 6.071) ha dejado de fumar a diario y el consumo de drogas ilegales se ha «estabilizado» en los últimos 7 años.

No por ello deja de alarmar que el 6,5% de chavales entre 12 y 14 haya probado alguna vez la cocaína, 2,5%, el éxtasis, el 3,2%, las anfetaminas y el 20,9% fume regularmente cannabis.

Según el documento, los principales riesgos para que un chico llegue a consumir drogas son disponer de dinero fácilmente y no tener un tope para volver a casa las noches del fin de semana.