La policía desvía a los porteadores
Nada es obstáculo para que sigan su camino CRISTINA CHASCO

La Junta de personal docente va a elevar una queja a la Delegación del Gobierno por la situación que vive el colegio Príncipe Felipe, que hace dos días cortó la carretera de acceso al centro para protestar por los continuos problemas que tienen con los porteadores y que el martes se saldó con dos niñas heridas. Según anunció su presidente, Juan Luis Aróstegui, la Junta está pensando la posibilidad de interponer una acción judicial contra Delegación de Gobierno por dejadez de funciones "porque creemos que se está conculcando un derecho fundamental de estos alumnos. Que sea un juez el que obligue a Delegación y a la Ciudad Autónoma en la parte que le corresponda a garantizar el acceso de los alumnos al centro en unas condiciones mínimas de seguridad. Intentaremos que sea un pronunciamiento judicial rápido y es lamentable que haya que dirimir una cuestión tan elemental en los tribunales de justicia".

"Creo que tengo suficientes elementos de defensa para poner a Aróstegui en su sitio"


Y es que el presidente de la Junta de personal se mostró indignado porque después de la protesta de los padres y profesores, "las previsiones eran que se hubieran tomado medidas para mejorar la situación y resulta que se encuentran con la sorpresa de que no se ha solucionado nada sino que la policía ha acudido para garantizar el tránsito de los porteadores, alegando que se trata de un paso público. Ha sido una situación patética y frustrante para los padres que han tenido que ver cómo sus hijos tenían que volverse a casa sin que las fuerzas del orden público hicieran nada, suponemos que no tenían orden para ello".

El delegado del Gobierno ha manifestado al respecto que Aróstequi está en todo su derecho de presentar la denuncia pero "creo que tengo suficientes elementos de defensa para volver a poner al señor Aróstegui en su sitio".

CONSULTE AQUÍ NOTICIAS DE CEUTA