Barcelona reclama equiparar los derechos de las empleadas del hogar a los de otros trabajadores

  • El Ayuntamiento ha destacado la "situación de precariedad" de este colectivo.
  • España es uno de los tres países de la Unión Europea que genera más trabajo doméstico, juntamente con Francia e Italia.
  • Más del 90% de los empleados del sector son mujeres y el 50% son de origen extranjero.
Una empleada del hogar.
Una empleada del hogar.
EFE

El Ayuntamiento de Barcelona ha reclamado al Gobierno la ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) con el objetivo de poder dar las garantías mínimas de protección a las trabajadoras del hogar. Esta acción supondría poner las bases para establecer unas condiciones laborales dignas y equiparables a las del resto de trabajadores.

Desde el gobierno municipal se ha querido mostrar preocupación ante la "situación de precariedad en la que los derechos laborales no se garantizan y se produce discriminación, violencia y muchas cosas que como Ayuntamiento debemos abordar". "Uno de los aspectos positivos es que la propuesta recoge ideas muy concretas del ámbito jurídico, así que si hay voluntad política se puede hacer. No se pide ninguna cosa muy compleja y por lo tanto desde el Consistorio damos nuestro apoyo y haremos todo lo que sea competencia de nuestra institución", ha dicho en rueda de prensa este lunes la comisionada de Inmigración, Interculturalidad y Diversidad, Lola López.

El representante del Centro de Información para Trabajadores Extrangeros, Carles Bertran, ha asegurado que "hay demandas vinculadas a la igualdad de derechos pero también muchas relacionadas con el cumplimiento de estos derechos y esto estaría vinculado con las dificultades que puede tener la inspección para entrar en los domicilios particulares".

Según ha indicado, las propuestas principales serían "la ratificación del convenio 189, porque esto permitirá equiparar los derechos de los trabajadores del hogar a los del resto", así como "poner sobre la agenda política el debate de un sector que ha estado muy invisibilizado". "Hacen falta respuestas políticas a sus demandas", ha dicho.

La representante de Mujeres Pa'lante, Norma Veliz, ha sostenido que en su asociación se atiende a unas 600 mujeres anuales, de las cuales el 89% son empleadas del hogar, y de éstas tan sólo diez son españolas. "Muchas están en situación administrativa irregular y el 90% trabaja sin contrato e incluso cobrando a tres euros la hora", ha apuntado.

Según la OIT, el Estado Español es uno de los tres países de la Unión Europea que genera más trabajo doméstico, juntamente con Francia y Italia. Entre 1995 y 2010, se ha pasado de 350.000 a 750.000 empleadas de este ámbito, más del doble. Se trata de un sector altamente feminizado, ya que más del 90% son mujeres. El 50% son de origen extranjero.

"Es lamentable la situación pero es una realidad"

Bessy Ponce es una exempleada del hogar y actual representante de la asociación Mujeres Migrantes y Diversas que sufrió la presión de este tipo de trabajo. "Estaba de domingo a domingo cuidando a una persona muy dependiente. No tenia días de fiesta, no salía. El problema se dio cuando pedí si podía salir dos horas al día para desconectar. Se me negó y tuve que cambiar de trabajo", ha lamentado Ponce.

"Este tipo de trabajos oscilan entre 500 y 600 euros por estar de interna sin días de fiesta, sin hacer horas para hacer algo personal. Yo he cambiado de trabajo pero en el grupo tenemos mujeres que aun están en esta situación, prácticamente rozando la esclavitud. Si intentamos modificar alguna condición con nuestro jefe, este nos recuerda que estamos en el país de forma irregular y que por lo tanto no tenemos alternativa. Afecta mucho psicológicamente, pero aún así, siguen habiendo personas que por 500 euros lo aceptan porque si no lo hacen ellas lo van a hacer otras. Es lamentable la situación pero es una realidad", ha explicado Bessy Ponce.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento