Preparando la Navidad
En torno a esta Glorieta Ingeniero La Cierva se celebran algunos de los cotillones más sonados en la capital gaditana. JOSÉ GARCÍA JOSÉ GARCÍA

No más de cinco salas han presentado solicitud en la Delegación Municipal de Urbanismo para celebrar un cotillón de Fin de Año en la capital.Y una de ellas ya ha comunicado a este medio que, al final, no piensa celebrarlo. Lo reconocen hasta en la patronal de Hostelería, Horeca. Los cotillones son una tradición que pierden fuelle.

Hoy la tradición se ha convertido en largas colas para tomar una copa, prendas perdidas...

En éstas se anda todavía una vez superada la fecha que Horeca había establecido como la más óptima para tener ya autorizadas o no unas salas u otras, el 5 de diciembre.

Sin embargo, en Cádiz se tiene muy poca prisa con esta cuestión y el Ayuntamiento se ha limitado a dar a conocer el nombre de los cinco establecimientos que han presentado la preceptiva solicitud para celebrar cotillón. Estos son Woodstock, al que aún le queda por entregar parte de la documentación, Massé, en el Paseo Marítimo, Isecotel, Unicornio, en la calle Amílcar Barca, y el restaurante El Cantábrico.

El encargado de Massé explicaba ayer que el propietario había decidido de forma repentina suspender la celebración del cotillón, después de muchos años organizándolo.

El presidente de Horeca, Antonio de María, también reconoce que el cotillón es una forma de diversión en Fin de Año que se ha desprestigiado mucho, por lo menos en Cádiz. De María cree que la crisis empezó cuando dejaron de organizarla los hoteles y pasó a carpas y naves, donde se han perdido prendas de abrigo, bebidas, se tienen que soportar largas colas para tomar una copa, hasta el punto de que la gente no le ve la rentabilidad.

Un ciudadano de Cádiz, Enrique Erice, lo comenta a la puerta del Massé: "Los cotillones de hoy son una verdadera horterada".

Las únicas salas que han de solicitar licencia al Ayuntamiento para celebrar el cotillón son que habitualmente se dedican a otro tipo de actividades distintas. Los hoteles y discotecas no han de hacerlo a menos que las características del evento que se pretenda celebrar supere las condiciones estipuladas en su licencia de funcionamiento habitual, entonces han de pedir un permiso a la Junta de Andalucía.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CÁDIZ.