Nueva oficina del SEPE y del SAE en Bailén
Trabajadores de la Junta en una oficina del Servicio Andaluz de Empleo (SAE). SUBDELEGACIÓN DEL GOBIERNO

Emplear a trabajadores sin contrato o hacerles trabajar a jornada completa con un contrato parcial; registrar altas ficticias en la Seguridad Social para percibir ilegalmente prestaciones; o no cobrar el IVA en un comercio. En definitiva, economía sumergida que genera no solo la pérdida de puestos de trabajo dignos, sino también de una recaudación millonaria para las arcas públicas.

Sin embargo, la lucha contra el fraude va dando cada año mejores resultados, tal y como refleja el balance de la Comisión Regional contra el Fraude, integrada por la Agencia Tributaria, la Tesorería y el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) y el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Este año han aflorado en la región 1.720 empleos irregulares a tiempo parcialAsí, la actividad de la ITSS en Andalucía ha permitido transformar entre enero y noviembre de este año un total de 17.668 contratos de temporales a fijos, por los 15.734 de todo el pasado año, lo que supone un incremento del 12,2% a falta de los datos de este diciembre, un mes "importante" en materia de inspección, según ha señalado el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz.

Igualmente, más de 2.200 controles han permitido que en los primeros once meses de este año hayan aflorado en la comunidad 1.720 empleos irregulares por contratos fraudulentos a tiempo parcial, lo que supone 103 contratos más que en todo el pasado ejercicio, es decir, un 6,3% de incremento.

Esta mejoría de las cifras se debe en gran parte a la puesta en funcionamiento por parte del Ministerio de Empleo y Seguridad Social de una "potente herramienta informática" que, "en una primera valoración, ha aumentado la eficacia de la ITSS en un 10%", afirman desde la delegación del Gobierno en la región. 

Cifras de la economía sumergida

Este año se han llevado a cabo también 822 inspecciones  en Andalucía que han permitido la anulación de 1.604 contratos falsos o en empresas inexistentes. Desde la Delegación del Gobierno aseguran que este tipo de infracciones se registran especialmente en el sector servicios, en el de la construcción, entre los empleados de hogar y en el mundo agrario. 

Por su parte, la Agencia Tributaria estatal ha centrado este año su actividad en potenciar las visitas a locales y comercios para controlar la correcta declaración del impuesto sobre el valor añadido (IVA), con previsión de superar las más de 6.000 que se llevaron a cabo el pasado ejercicio en la región.

La Junta recaudó el pasado año 411 millones gracias a la lucha contra el fraude fiscalDesde el año 2012 y hasta el 2016, la lucha contra el fraude a través de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha permitido en Andalucía aflorar un total de 82.176 empleos irregulares y obtener una recaudación extraordinaria de 965,6 millones de euros.

La lucha contra el fraude fiscal por parte de la Junta de Andalucía ha permitido recaudar desde el año 2013 un total de 1.348 millones de euros, de los cuales 411 corresponden al pasado ejercicio. El Gobierno andaluz defiende el "enorme esfuerzo" realizado, teniendo en cuenta que solo tiene competencia sobre el 10% de los tributos.

El plan de inspección para el próximo 2018 contempla 97.868 actuaciones, de las que el 60% corresponden a la Administración General del Estado. De estos controles, 33.824 se desarrollarán en materia de economía irregular y trabajo de extranjeros; 23.100 en prevención de riesgos laborales; 19.374 en Seguridad Social; 16.633 en empleo y relaciones laborales, y el resto en otras áreas. Además, la Agencia Tributaria estatal desarrolló el pasado año 22.541 actuaciones de comprobación e investigación , 3.700 de ellas en grandes empresas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.