Un total de 120 inmigrantes pakistaníes que dormían en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta fueron detenidos en la madrugada de ayer para ser repatriados a sus países de origen, en una operación llevada a cabo por el Cuerpo Nacional de Policía.

"En España, quien entra ilegalmente, termina yéndose"

El delegado del Gobierno en Ceuta, Jenaro García-Arreciado, ha explicado hoy a los periodistas la operación, que ha definido como "algo normal, como buscar a los inmigrantes ilegales se encuentren donde sea".

García-Arreciado insistió en que "en España, quien entra ilegalmente, termina yéndose", y confirmó que la repatriación se producirá "aunque evidentemente respetando los derechos fundamentales de estas personas".

La ocupación actual del CETI se encuentra ligeramente por encima de su capacidad, cifrada en 512 personas, y la repatriación de este colectivo se produce "en virtud a los convenios firmados por el Gobierno de España".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CEUTA