Colas en Pradillo
Centenares de personas hacen cola a diario en la sede del Registro Civil (JORGE PARÍS) JORGE PARÍS
El Gobierno concedió en 2006 la nacionalidad española por residencia a 64.066 personas, a 4.994 de las cuales se les exigían diez años en España, y al resto, plazos de cinco, dos o un año, según los supuestos previstos en el Código Civil.

Así lo ha indicado el Ejecutivo en respuesta a una pregunta por escrito del diputado y portavoz del grupo de
IU-ICV en el Congreso de los Diputados, Joan Herrera, quien el pasado 16 de octubre se había interesado por las medidas previstas por el Gobierno para hacer más operativo el procedimiento de los registros civiles y consulares para la nacionalización de extranjeros.

El Gobierno señala que, "si bien es cierto que en los últimos años ha aumentado la población extranjera y, por tanto, el número de personas con derecho a solicitar la nacionalidad española por residencia, siempre es difícil calcular su número exacto, aunque se está haciendo un esfuerzo de organización para atender a todos los ciudadanos".

No hay ninguna propuesta para aumentar el plazo de dos años exigido a los iberoamericanos

Respecto a la modificación de los plazos por residencia, que ha aumentado en cinco años en algunos casos, "no se conoce ninguna propuesta en el sentido de aumentar el plazo de dos años exigido a los iberoamericanos", añade el Ejecutivo.

En cuanto a los nacionales de otros estados, el Gobierno precisa que no parece que diez años de residencia, el plazo actual, pueda considerarse excesivo, tanto por motivos de aprendizaje del idioma como de integración en la sociedad, teniendo en cuenta que de este plazo general se excluyen todos los colectivos que por un motivo u otro tienen una más fácil integración.