La Audiencia Nacional ha condenado a 28 años de cárcel al ex dirigente de los GRAPO Fernando Silva Sande por el secuestro en 1995 del empresario aragonés Publio Cordón, cuyo paradero todavía se desconoce. Ha absuelto a los miembros de la banda Isabel Llaquet y Manuel Pérez Martínez, acusados de haber ordenado la acción.

La sección tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional condena también a Silva Sande a que indemnice a la esposa e hijos de Cordón con 300.000 euros, en el caso de que acredite que sigue con vida, o con más de dos millones y medio de euros en el caso de que esté muerto.

En la sentencia el tribunal considera que ha quedado acreditada "a través de un dato objetivo e incontestable" la participación de Silva Sande en el secuestro del industrial, como es el reconocimiento "espontáneo y reflejo" que hizo de él en el juicio el yerno de Cordón, identificándole como uno de los secuestradores a los que pagó el rescate.

La mujer de Publio Cordón, Pilar Muro, consideró "justa" la condena de Silva, pero se mostró "insatisfecha" por la absolución de los otros dos integrantes de la organización terrorista al considerar que no hay indicios válidos que señalen que ordenaran el secuestro.

Pilar Muro se preguntó "por qué en Francia se les declaró jefes y cabeza del grupo terrorista" y se les condenó y "aquí se coge a los de segundo orden y se deja a los de primer orden en la calle, sin ningún cargo".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA