Unos 150 menores roban a diario en pleno centro de Madrid

Multitud de personas abarrota la Gran Vía madrileña por Navidad.
Multitud de personas abarrota la Gran Vía madrileña por Navidad.
JORGE PARÍS
En los días previos a la Navidad los robos aumentan. Los ladrones saben que los almacenes de las tiendas están llenos o que las joyerías tienen durante estas fechas su mejor género, por eso aprovechan para coger la mercancía por las noches o, incluso, a plena luz del día armados con diferentes herramientas. Las administraciones de lotería son lugares clave estos días. A Fernando Provencio, lotero en la localidad madrileña de San Agustín de Guadalix, una banda organizada le atracó llevándose toda la recaudación. Muchos comercios han aumentado la seguridad estos días, y la Policía advierte que se tenga cuidado con los robos y los timos.

Más de 150 menores transitan día y noche por el centro de Madrid para cometer robos de los que la mayoría salen impunes, según datos de la Policía Nacional que recoge el diario ABC.

La Puerta del Sol, Plaza Mayor y calles comerciales como Gran Vía son el epicentro de actuación de estos menores, cuyo objeto de deseo son los teléfonos móviles, ya que su coste mínimo de 100 o 200 euros hace que les compense más sustraer estos objetos que las carteras.

El caso más reciente ocurrió en la tienda Apple de la Puerta del Sol, donde fueron detenidos una menor de 16 años y otro de 13 que habían robado diez móviles iPhone mordiendo los cables que anclaban estos teléfonos a las mesas donde estaban expuestos.

"Las terrazas de los bares son los lugares donde más roban. Lo de la calle de la Montera es tremendo. Es una de las zonas más castigadas. En cambio, los camareros de la Plaza Mayor están mucho más concienciados y, en cuanto ven a alguien sospechoso, lo echan de allí o avisan a la Policía, por eso es uno de los enclaves más seguros en este sentido", indica un agente en declaraciones al diario ABC.

Muchos de esos menores se encuentran acogidos en el centro de la Comunidad de Madrid ubicado en al calle Arturo Soria, de donde pueden salir y entrar, mientras que otros, especialmente los de nacionalidad rumana, son controlados por las mafies del Este, que son conscientes de que la edad mínima penal en España es de 14 años, y aprovechan ese vacío legal para utilizarlos para cometer robos.

En la mayor parte de los casos, el 90%, las víctimas son extranjeros que hacen turismo por las calles más céntricas de la capital, de ahí que muchos casos no se denuncian ni llegan a juicio, sostiene la Policía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento