Imagen de Costa Esuri en Ayamonte (Huelva).
Imagen de Costa Esuri en Ayamonte (Huelva). EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE AYAMONTE/Archivo

Según han informado a Europa Press fuentes judiciales, la sentencia ya es firme tras alcanzar una conformidad entre las partes, y el condenado tendrá que pagar una alta indemnización a los vecinos afectados.

La causa comenzó a investigarse, tras una denuncia interpuesta en 2011, después de que este hombre consiguiera convertirse en la citada urbanización administrador de fincas sin serlo, utilizando el número de colegiado de otro profesional y en nombre de una franquicia.

La mayoría de los vecinos son ingleses y aprovechando la falta de entendimiento por el idioma consiguió convertirse en el administrador de la finca, habilitó una tarjeta de crédito a cuenta de la comunidad y, a través de la misma, según ha investigado la Guardia Civil, "llegó a pagar gastos personales como hoteles, compras, móviles, el atraque del barco que tenía en Punta Umbría y hasta nóminas a sus empleados".

No obstante, en 2011 uno de los pocos vecinos españoles se hizo vicepresidente de la comunidad, un alto directivo de banca, y a través de la intérprete que el supuesto administrador contrató, comprobó que "había movimientos extraños" y decidió interponer una denuncia, encargando la acusación al letrado Sergio Pino.

Por otro lado, este hombre ha sido condenado por un delito de insolvencia punible ya que cuando le reclamaron la documentación, éste solicitó 15 días, que aprovechó para vender su patrimonio y declararse insolvente.

Consulta aquí más noticias de Huelva.