Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) reclamará casi un millón de euros al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) por los servicios complementarios que TMB ofreció durante el corte de Cercanías Renfe, entre el 20 de octubre y el 1 de diciembre, para facilitar la movilidad de pasajeros.

En un almuerzo de prensa, la presidenta de TMB, la concejal barcelonesa Assumpta Escarp (PSC), explicó que la compañía gestionó los autobuses lanzadera entre las estaciones de França y Sants para enlazar con el Aeropuerto de El Prat, y que puso personal extra de información en las estaciones.

Escarp precisó que reclamar la financiación de los servicios complementarios a Adif cumple con uno de los acuerdos del Centro de Coordinación de Operaciones Ferroviarias en Barcelona 2007 (Cecof).