Una joven subsahariana de 25 años ha dado a luz hoy en una calle de la localidad de Tudela (Navarra), asistida por una enfermera, cuando los termómetros marcaban cuatro grados bajo cero.

El parto no ha tenido complicaciones, y la mujer y su bebé, una niña de unos tres kilos, han sido asistidas por Elida Irisarri, una enfermera con más de 20 años de profesión que ha calificado la experiencia como "emocionante", ya que, a pesar de las circunstancias, "todo ha salido bien".

Le atendió una enfermera que se dirigía a su trabajo en el centro de salud

Irisarri se dirigía a su trabajo en el centro de salud Santa Ana cuando ha escuchado fuertes gritos de una mujer, por lo que se ha acercado hasta ella y en ese momento ha podido observar que comenzaba a asomar la cabeza del bebé.

La enfermera ha decidido atender allí mismo a la parturienta, a la que ha tumbado en el suelo y ha abrigado con lo que disponía antes de ayudarle a dar a luz. Según ha explicado, la mujer, que se encontraba acompañada de su marido pero no tuvo tiempo de llegar al coche, ha tenido un parto sin complicaciones y rápido, pues había concluido en unos diez minutos.

Elida Irisarri en todo caso tuvo tiempo de alertar a unos vecinos, que acudieron a prestarle ayuda, y de dar aviso a SOS Navarra, que envió al lugar una ambulancia medicalizada, cuyo personal atendió a la madre y a la niña, y las trasladó al Hospital Reina Sofía, donde ambas se encuentran en buen estado y han pedido que se preserve su identidad.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PAMPLONA