Funeral
 Llegada de los féretros de los guardias civiles asesinados el jueves en un tiroteo a la capilla ardiente instalada el viernes en el ayuntamiento de Alcañiz (Teruel). EFE

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, se han desplazado a la localidad turolense de Alcañiz para asistir a la capilla ardiente abierta en el Ayuntamiento hacia las 21.00 horas de este viernes con los restos mortales, vestidos con el uniforme de gala, de los agentes de la Guardia Civil Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero, asesinados junto al andorrano José Luis Iranzo en un tiroteo en Albalate del Arzobispo (Teruel) este jueves. Lambán ha confiado en que el autor "lo pague con toda la dureza que la Ley sea capaz de hacer cargar sobre él".

Lambán y el ministro, acompañados por toda la corporación alcañizana, presidida por el alcalde, Juan Carlos Gracia Suso, ha guardado a las 20.00 horas cinco minutos de silencio en memoria de los tres fallecidos. A las puertas del Ayuntamiento, en presencia de varios familiares de las víctimas, la plaza, en la que había más de un millar de personas, ha roto a aplaudir con vivas a la Guardia Civil tras los cinco minutos de silencio. capilla, el ministro ha impuesto a los agentes la Medalla de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo, la más alta distinción en un acto de servicio

Entre otras autoridades se encontraban presentes el director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado, el teniente general Laurentino Ceña, el general jefe de la VIII Zona, Carlos Crespo, y también la secretaria primera de las Cortes de Aragón y alcaldesa de la cercana Alcorisa (Teruel), Julia Vicente, la parlamentaria de Podemos Marta Prades, también turolense, y las concejalas de Alcañiz y diputadas Yolanda Vallés y Berta Zapater.

Hacia las 20.45 han llegado los féretros, que han sido trasladados a la Casa Consistorial entre un pasillo formado por guardias civiles. Dentro esperaban familiares y autoridades. Desde mediodía se han depositado en el hall del Consistorio numerosos ramos de flores y coronas en memoria de las víctimas.

"No he pasado una tarde como esta en toda mi vida política" porque lo ocurrido es "algo a lo que no se puede acostumbrar jamás" uno, ha declarado un "consternado" Lambán, quien ha transmitido sus condolencias a los familiares, primero en Andorra, con la familia Iranzo, y después en Alcañiz, a cuyo puesto pertenecían los agentes asesinados. Ha felicitado a la Benemérita por la captura del presunto autor, el ciudadano serbio Norbert Feher.

Horas antes, el ministro Juan Ignacio Zoido ha viajado a Alcañiz para arropar a los guardias civiles del puesto alcañizano, presidiendo un minuto de silencio en dependencias del cuerpo, donde posteriormente ha destacado la "celeridad" y "rapidez" con que ha actuado la Guardia Civil para detener, la pasada madrugada, a Norbert Feher, presunto autor del triple asesinato, que duele a toda España.

Zoido ha trasladado a las familias de las víctimas el pésame de Su Majestad el rey, Felipe VI, y del presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy. Durante la capilla, el ministro ha impuesto a los agentes la Medalla de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo, la más alta distinción en un acto de servicio.

"Esto ha sido un zarpazo tremendo para todos los españoles y la Guardia Civil", ha dicho Zoido, recordando que los agentes fallecidos formaban parte del operativo de búsqueda de Feher, quien el pasado 5 de diciembre tiroteó a dos personas en la misma zona. Ha resaltado la "especial habilidad" de este individuo en el uso de las armas.

Todos tristes

Los vecinos se han ido concentrando en los soportales de la plaza de España de Alcañiz, donde se encuentra el Ayuntamiento, desde las 16.00 horas, a la espera de que abriera la capilla ardiente, lo que se ha retrasado respecto de la hora inicialmente prevista, ya que los médicos forenses han debido llevar a cabo primero las autopsias en el Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA), en la capital aragonesa.

Durante la espera, una vecina de Alcañiz ha dicho que "estamos todos tristes, no hay palabras" porque "esto es una desgracia". Ha subrayado que "la Guardia Civil trabaja mucho" en la provincia de Teruel y "conoce todos los términos" municipales. Ha indicado que el civil fallecido, José Luis Iranzo, era "muy buena gente".

Este joven era nieto del afamado cantador de jota José Iranzo, conocido como el Pastor de Andorra, quien falleció a los 101 años en noviembre de 2016. Otra ciudadana ha comentado que Iranzo era "una gran persona" y que "estaba colaborando con ellos" cuando lo han asesinado. "Tres familias destrozadas", ha lamentado una tercera persona, quien se ha preguntado "por qué dejan salir de sus países a esta gente si están buscados por la Policía", en alusión a Feher.

Por otra parte, fuentes de la Guardia Civil han informado a los medios de comunicación de que Víctor Romero nació en Teruel en 1987, ingresó en el cuerpo en 2006 y estaba destinado en Alcañiz desde 2013, mientras que Víctor José Caballero nació en Cádiz en 1979, ingresó en el cuerpo en 2004 desde su anterior puesto en el Ejército, y trabajaba en Alcañiz desde 2015.

Consulta aquí más noticias de Teruel.