Lotería de Navidad
Imagen de un décimo de Lotería de Navidad EUROPA PRESS
Faltan210días

¿Buscas un número? Introdúcelo en el buscador y te decimos en qué administraciones se vende.

Se acerca el 22 de diciembre y muchos españoles ya sueñan con ganar el Gordo. Con tanto dinero en juego es muy importante resolver todas las dudas por si la suerte llama a la puerta. ¿Conoces tus derechos al comprar un décimo? Como consumidor, puedes exigir que revisen un boleto deteriorado o que retengan la entrega de un premio si has perdido o te han robado el boleto. Aunque poco probable, puede que este año toque el premio y con una serie de medidas de prevención se pueden evitar sobresaltos.

1. ¿Es el décimo auténtico?

Solo los expertos, en LAE y la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, pueden certificar la validez de un boleto. Al carecer del conocimiento y los instrumentos necesarios, a los ciudadanos solo les queda tomar ciertas pautas de seguridad, como comprar el décimo en una administración oficial. "Si te lo venden por otro sitio, que sea alguien de confianza", explica Juan Antonio López, subdirector de Juegos de Selae.

Hay organizaciones benéficas que están capacitadas para vender participaciones y para ello tienen que contar con la previa autorización de LAE. "Pueden cobrar hasta un 20% de recargo en cada papeleta", explica López.

Tiene que estar hecho puré para que no sea válido

2. ¿Y si el décimo está deteriorado?

Aunque lo mejor es guardar cuidadosamente la compra, meter el décimo en la lavadora no tiene por qué suponer una catástrofe. En el caso de que sufra cualquier tipo de desperfecto, hay que enviarlo a LAE para que identifique su validez y, si el organismo es incapaz de determinar su autenticidad, se mandará a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

"Prácticamente, tiene que estar hecho puré para que no sea válido. Casi siempre la Real Casa de la Moneda es capaz de recomponerlo", cuenta López.

3. ¿Es seguro comprar por internet?

Los compradores digitales de la Lotería de Navidad gastan una media de 50 euros, según el último estudio de Ventura24, una plataforma de juego online. A la hora de decidirse por internet y ahorrase colas, lo más sencillo es utilizar la página oficial de LAE o bien asegurarse que la dirección de la página web comienza en 'https' o que cuenta con el símbolo de una llave o un candado. Una vez realizada la adquisición, se recomienda guardar los emails de confirmación.

Hay que desconfiar de ofertas con un precio muy bajo

También hay que desconfiar de ofertas con un precio muy bajo y sobre todo si llegan casualmente a través de un correo electrónico. El envío masivo de emails que suplantan identidades, lo que se conoce como phising, es una práctica común utilizada por los ciberdelincuentes.

4. ¿Y si ya hemos comprado un décimo falso?

En el caso de haber caído en un timo y tener un boleto falso o manipulado, bien sea físico o electrónico, hay que acudir a la justicia. Se debe "presentar la denuncia correspondiente y ponerlo en conocimiento de LAE para que adopte las precauciones correspondientes", aclara Nuria López, abogada de Legálitas.

5. ¿Robo del décimo?

Tras la desaparición de un boleto, se debe ir a comisaría con el máximo número de datos posibles, especialmente el número, la serie y la fracción jugada. "Loterías nos va a solicitar una copia de la denuncia que hayamos presentado", informa la abogada. "Lo que hacen es paralizar, por orden judicial, el pago de ese décimo".

Hasta que se resuelva el procedimiento judicial el premio permanecerá congelado y, dependiendo de la decisión del juez, se entregará o no el dinero al denunciante.

En caso de resultar ganador…

6. ¿Caduca el décimo?

Es obligatorio que las administraciones de lotería otorguen tres meses de plazo para ir a realizar el cobro de un décimo premiado. Si una administración o entidad financiera se niega, supondría una irregularidad y habría que ponerlo en conocimiento del organismo oficial. Si en ese período no se entrega el boleto, caduca y el dinero va a parar a las arcas de Hacienda.

Las administraciones de lotería otorgan tres meses de plazo

7. ¿Dónde puedo cobrar la Lotería?

Los afortunados pueden recoger el premio la misma tarde del sorteo. Si es inferior a 2.500 euros, se puede recoger la cuantía en cualquier punto de venta de lotería. Si es superior, se acude a las entidades financieras acordadas (BBVA, CaixaBank, Banco Popular, Bankia y CECA). Además del décimo, recuerda llevar el DNI.

8. ¿Y los impuestos?

A partir de los 2.500 euros, el premio hay que compartirlo con Hacienda. Concretamente, el Estado se queda un 20%. El proceso es sencillo ya que la cantidad viene descontada cuando se va a cobrar el sorteo, por lo que el ganador no se tiene que preocupar por ella.

Como el organismo se queda automáticamente la tributación, no es necesario volver a incluir la retención en la declaración de la renta. Eso sí, hay declarar todas las inversiones y los rendimientos que surjan del premio.

9. ¿Vender lotería premiada?

En el clímax de felicidad tras haber ganado miles de euros, hay quienes se aprovechan de la situación para su beneficio propio y ofrecen al afortunado más dinero del que ha ganado a cambio del décimo. Esta práctica suele esconder detrás el blanqueo de dinero.

Vender un décimo ganador tiene consecuencias y puede suponer multas o hasta pena cárcel, según la cantidad. "Es un delito contra la hacienda pública que está sancionado, tanto a la persona que vende como a la que compra", explica Nuria López.

10. ¿Pelea matrimonial?

En ocasiones, una de las partes de un matrimonio decide cobrar por su cuenta el premio y no compartir las ganancias. Se trata de un conflicto bastante común entre los ganadores de este tipo de sorteos, cuenta la jurista.

"Si están casados en gananciales, se reparte el 50% del premio, da igual quien lo compre", explica. En cambio, "en declaración de bienes, el premio es de quien compra el décimo, salvo que se pueda acreditar que se ha comprado a medias". Por eso es conveniente dejar constancia de la compra conjunta, también si se trata de una pareja de hecho.

Compartir un décimo de forma segura

A la hora de comprar un décimo a medias con familiares, amigos o compañeros de trabajo es conveniente tomar una serie de medidas para evitar sorpresas desagradables. Como una reunión ante el notario resulta demasiado formal para un acuerdo amistoso, es más sencillo fotocopiar el décimo y que cada uno de los participantes lo firmen. También hay que indicar el nombre, el DNI y la cantidad jugada. "Cuanto más justifiquemos todo va a ser mucho mejor de cara a un juez", afirma la abogada.

Y si la suerte toca, es fundamental que vayan todos juntos a recoger el premio y así lo notifiquen. De esta manera, queda reflejado el reparto del dinero y no se considera una donación, lo que implicaría nuevos impuestos.

Intentar quedarse con todo el dinero y no distribuir las ganancias entre los participantes tiene repercusiones legales y el acusado se podría enfrentar a un juicio. "Se trataría de una apropiación indebida", explica Nuria López.