Agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional detuvo el pasado día 6 de diciembre a un hombre de 31 años como presunto autor de 18 robos con violencia e intimidación cometidos en establecimientos comerciales de los distritos valencianos de Russafa y del Marítimo a cuyos dueños supuestamente amenazaba con un cuchillo, según explicaron en un comunicado fuentes de la Jefatura Superior de Policía de la Comunitat.

Según explicaron, el total del botín obtenido por estos atracos podría ascender a 4.000 euros. El sospechoso entraba en los establecimientos comerciales cuando las dependientas se encontraban solas y tras amenzarlas con un cuchillo, y en otras manifestar que llevaba un arma escondida, se apoderaba del dinero de la caja registradora.

Las investigaciones comenzaron tras concocerse una serie de robos que se producían en que las características del 'modus operandi' coincidía y que se producían "generalmente en locales de Russafa y Marítimo", apuntaron.

El último de los hechos se produjo el pasado 25 de diciembre en establecimiento del distrito de Russafa, en el que el presunto autor tras intimidar a la dependienta del comercio, se apoderó de 350 euros.

La detención se produjo el pasado día 6 aproximadamente a las 15.00 horas en la calle Instituto Obrero de Valencia después de que los agentes estableciesen un dispositivo para su búsqueda. El detenido, de origen español y con antecedentes policiales, pasó el pasado día 8 a disposición judicial.