Ruiz-Gallardón
El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, durante un discurso. ARCHIVO

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha admitido hoy que en la capital existen "deficiencias" en la tramitación de licencias y que esto genera "efectos perversos", pero ha rechazado que haya "un desorden generalizado" en la situación legal de los edificios de la ciudad.

Ruiz-Gallardón ha hecho estas afirmaciones en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal de su gobierno, después de que su equipo denunciara que la sede del PSOE en la calle Ferraz carecía de licencia de funcionamiento desde su apertura en 1981 y de que los socialistas contraatacaran afirmando lo mismo respecto a la central del PP en la calle Génova y las oficinas de la FAES.

Respetemos todos la labor que está realizando el Juzgado

Respecto a este cruce de denuncias, Ruiz-Gallardón ha preferido limitarse a invitar a quien tenga alguna duda a solicitar la información que desee en el Área de Urbanismo.

Asimismo ha recordado que el Pleno del Ayuntamiento aprobó hace dos semanas, además por unanimidad de los tres grupos municipales -PP, PSOE e IU-, la creación de una comisión de investigación que se constituirá cuando el juez que lleva el caso levante el secreto del sumario, algo que ha denominado "una muy buena decisión".

"Hasta entonces -ha pedido- respetemos todos la labor que está realizando el Juzgado".

Por otra parte, el alcalde ha declarado que las decisiones que adopta la delegada de Urbanismo, Pilar Martínez, "las adopta ella porque son las más adecuadas para la tramitación y desde luego yo se las respaldo absolutamente todas".

Esta frase ha sido la escueta respuesta de Ruiz-Gallardón a la pregunta de si él había ordenado a Martínez que diera marcha atrás en su decisión de enviar un inspector a la sede del PSOE en Ferraz para comprobar si tenía licencia, como la delegada había anunciado públicamente la tarde anterior en la cadena Cope.

Al final, la visita no se produjo y la propia Pilar Martínez informó de que primero se enviaría a Ferraz un requerimiento de documentación, como efectivamente se hizo ayer.